• Regístrate
Estás leyendo: Salvador Caro, de los litigios a examen otra vez
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 06:58 Hoy

Radar

Salvador Caro, de los litigios a examen otra vez

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Luego de una semana de polémica por la apuesta de los gobiernos municipales del Partido Movimiento Ciudadano de crear una Agencia Metropolitana de Seguridad y la negativa del gobierno estatal de suscribirla, el comisario de la Policía de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, deberá someterse de nueva cuenta a los exámenes de control y confianza.

Como se recordará, aunque hace un año el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, se negó a hacer públicos los resultados de las pruebas de su jefe policial bajo el falso argumento de que la ley no lo permitía, en julio pasado MILENIO JALISCO reveló que los aprobó, pero con restricciones.

Para obtener ese resultado fueron necesarios 194 días de tramitología, de peticiones de información al amparo de la Ley de Transparencia, hasta que las autoridades en la materia concluyeron que los resultados de las pruebas de control y confianza son información de interés público que debe entregarse a los ciudadanos que así lo soliciten.

La vigencia de los resultados de los exámenes de control y confianza es de dos años, pero para quien los aprueba con restricciones, sólo les valen por un año. Por eso, Caro está citado para presentarse por segunda vez al Centro Nacional de Certificación y Acreditación (CNCA) antes de que acabe el mes en curso.

En julio pasado, cuando publicamos sus resultados, la Comisaría argumentó en un comunicado que el resultado de sus evaluaciones era vigente sólo por un año por no haber tenido cargos policiales previos en su carrera como servidor público, cosa que no sucedió con el Fiscal General, Eduardo Almaguer, o el ex Fiscal Central, Rafael Castellanos, que tampoco habían tenido ese tipo de responsabilidad, ni antecedentes en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, y que por aprobar sin restricciones sus exámenes tienen los dos años de vigencia.

Además del menor plazo de los exámenes, el aprobar con restricciones puede limitar a los jefes policiales en la portación de armas e incluso a acceder a información confidencial, además de que de sus decisiones es corresponsable el jefe del gobierno en el que colabora.

El regreso para aplicar sus segundos exámenes de control y confianza, coinciden también con el litigio que abrió contra el presidente del Poder Judicial, Luis Carlos Vega Pámanes, a quien acusó de pedirle la liberación de dos asaltantes. Debido a que en la grabación de la llamada que presentó como prueba no se escucha la petición expresa de que los libere, Vega Pámanes lo contrademandará, al igual que los escoltas detenidos por portación irregular de sus armas, que lo harán contra quienes los llamaron asaltantes sin tener antecedentes penales.

Habrá que ver si estos pleitos legales no distraen al Comisario tapatío en sus pruebas y si esta vez su jefe el alcalde hace públicos los resultados sin necesidad de que se los pidan, porque como ya quedó decretado oficialmente, se trata de información de interés público.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.