• Regístrate
Estás leyendo: ¿Pasará Caro sus exámenes? Ahora sí sabremos
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 15:06 Hoy

Radar

¿Pasará Caro sus exámenes? Ahora sí sabremos

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Más allá de las descalificaciones a nuestro trabajo periodístico que, oootra vez, hizo ayer el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, y en un comunicado, la Comisaría de la Policía Preventiva tapatía, de las que damos cuenta en nuestra edición de hoy, la revelación que hizo ayer en MILENIO JALISCO mi compañero Miguel Ángel Puértolas del resultado de las pruebas de control y confianza aplicadas al titular de la Comisaría, Salvador Caro Cabrera, es trascendente al menos por dos cuestiones para el futuro de la seguridad en nuestra ciudad y para el conocimiento de los personajes que quedan como responsables de las policías en todo el País: a) El hecho de que el comisario tapatío haya aprobado, pero con restricciones, sus exámenes, lo obligan a volver a presentarlos antes de octubre, y a prever qué sucederá si no los pasa, y b) Con el fallo dado por las autoridades de Transparencia locales y nacionales, luego de 194 días de tramitología, ninguna autoridad, como lo hizo en octubre del año pasado el alcalde Alfaro, podrá argumentar que por Ley no pueden dar a conocer los resultados de estas pruebas de control y confianza, por el precedente que quedó sentado en el Caso Caro, en el sentido de que se trata de información pública que se debe dar a conocer a los ciudadanos que así lo soliciten.

Del primer aspecto, Alfaro señaló ayer que la única restricción es que su jefe policial tendrá que repetir los exámenes que aprobó de forma condicionada en un año, o sea antes de octubre, porque a diferencia de los mandos policiales que aprueban sin restricciones, la vigencia es de dos años. En el comunicado de la Comisaría se argumenta que el resultado de sus evaluaciones es vigente sólo por un año por no haber tenido cargos policiales, cosa que no se sostiene, porque en el caso del Fiscal General, Eduardo Almaguer, o del Fiscal Central, Rafael Castellanos, que tampoco habían tenido ese tipo de responsabilidad y tampoco tenían antecedentes en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, aprobaron sin restricciones sus exámenes y la vigencia de los mismos será no de uno, sino de dos años. La pregunta entonces es si la restricción no es de tiempo, como afirma Alfaro y Caro, ni tampoco portar armas ni acceder a información confidencial como lo niegan, cuál de los otros supuestos que marca el Centro Nacional de Certificación y Acreditación (CNCA) debe vigilar el jefe del Comisario restringido, o sea el alcalde Alfaro.

Pero si duda lo más relevante es el segundo aspecto. De muy poco sirven los exámenes de control y confianza si estos se mantienen en la opacidad y los ciudadanos no saben si los policías que los cuidan y su jefes, en los municipios, en los Estados y en su país, pasaron bien, a medias o si reprobaron esas evaluaciones. Por eso, ahora sí sabremos, en menos tiempo, si Salvador Caro aprueba sus exámenes a cabalidad en su segunda oportunidad, pero lo más importante, esto mismo se podrá hacer con los jefes policiales de todo el País, lo que sin duda vendrá bien para avanzar en el tema de la seguridad, que sigue siendo la preocupación número uno de los jaliscienses y lo mexicanos.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.