• Regístrate
Estás leyendo: Nervios en Jalisco por la captura del objetivo 101
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 00:37 Hoy

Radar

Nervios en Jalisco por la captura del objetivo 101

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Se lee en el expediente del llamado asalto del siglo cometido el 15 de diciembre de 1981 en Lagos de Moreno, que fue en el departamento de Sergio Kurt Schmidt, donde los cinco jóvenes estudiantes de administración de la Universidad de Guadalajara, se repartieron el botín de 93 millones de pesos que robaron del Banco Internacional, inspirados en una película donde el atraco inicia con el secuestro del gerente de la sucursal en su casa, donde toman como rehenes a su esposa e hijos. para llevarlo luego a que les abra la bóveda principal, bajo la amenaza de que si algo salía mal, su familia la pagaría. Uno de los asaltantes era Jesús González Márquez, hermano del ex gobernador Emilio González Márquez, y quien murió meses después del asalto en un accidente automovilístico.

Menos de un año después fue detenido a sus 24 años de edad, junto con la mayoría de sus cómplices, pero desde aquel entonces logró importantes apoyos de autoridades corruptas que primero lo dejaron salir bajo fianza y luego en 1985, que un juez les diera sentencia absolutoria, pese a haber confesado su participación en el delito.

Era bajo ese argumento, que Schmidt reclamaba cuando se recordaba este episodio en medios. La justicia me declaró inocente en su momento, decía, este personaje que hasta el jueves de su detención en un operativo de fuerzas federales en Bugambilias, se codeaba con políticos de todos los colores, empresarios, generales y artistas, en eventos públicos y oficinas de gobierno, como en restaurantes y eventos privados. Pese a todo, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, ubicó el referido asalto como el inicio de la carrera delictiva de Schmidt, a quien tenían en la lista de 122 objetivos prioritarios, en el lugar 101, por considerarlo operador financiero del Cártel Jalisco Nueva Generación y productor y traficante de metanfetaminas. En la Fiscalía del Estado, se le investigaba por la desaparición del regidor de Puerto Vallarta, Humberto Gómez Arévalo, y por ser señalado que en la pasada administración del panista Emilio González, entregó al autogobierno de los penales de Puente Grande las tienditas y otras canonjías que les generan ganancias millonarias al CJNG.

Por ello el viernes pasado la noticia cimbró a las élites tapatías. El mayor nerviosismo vino de la clase política, que en corto se deslindaban y señalaban a los de otros partidos de darle cobijo. Para pronto los priistas recordaban cuando acudió a la toma de protesta de Enrique Alfaro como alcalde de Tlajomulco, y cómo se le vio junto a él en un acto de campaña a gobernador en Lagos de Moreno. Los naranjas reviran que la cercanía es con los priistas como el ex diputado federal Abel Salgado, y los panistas se desmarcan diciendo que el que tenía la relación cercana con el hoy detenido era Emilio y sus hermanos y no el partido como tal. Empresarios y famosos que convivían con él también se muestran sorprendidos y preocupados.

Entre tanta zozobra, habrá que ver si esta detención trasciende y ayuda a desmantelar la red de complicidades, caiga quien caiga, de los que protegen y se benefician de la delincuencia organizada, tanto en el ámbito público como el privado.

jaime.barrera@milenio.com

Twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.