• Regístrate
Estás leyendo: Las 5 lecciones del 5 de junio
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 14:49 Hoy

Radar

Las 5 lecciones del 5 de junio

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

La primera es que la alternancia es la tendencia.

En 12 de 14 estados donde hubo elecciones los partidos políticos de los gobiernos en turno perdieron. El PRI dejará de gobernar cuatro de los cinco estados que no conocían la alternancia: Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz. Perdió además Aguascalientes y Chihuahua, que ya habían sido gobernados por el PAN. Sólo mantuvo Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas. La alianza PAN-PRD perdió Sinaloa y Oaxaca, y el PAN sólo, retuvo Puebla. En el DF el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) superó al PRD en la integración del Congreso Constituyente y podría arrebatarle al perredismo el lugar de tercera fuerza política en México.

La segunda está relacionada con estos relevos de gobierno de signo distinto y es la consolidación del uso ciudadano del voto como instrumento para premiar o castigar malos gobiernos y candidatos. En el sentido del voto gravitó la irritación social por los altos niveles de inseguridad, corrupción e impunidad que no combaten los malos gobiernos locales. Prueba de ese nuevo valor que el ciudadano le da al sufragio, es el celo por mantener en secreto su preferencia que se expresa en el fenómeno del “voto oculto” que debilita instrumentos como las encuestas preelectorales y las encuestas de salida del día de la elección. Prueba de ello es que los primeros sorprendidos con las siete gubernaturas conseguidas por el PAN, tres de ellas en alianza con el PRD, fueron los propios dirigentes blanquiazules.

La tercera es que los candidatos independientes y sus promotores deberán replantear su participación en el 2018. A diferencia de lo que pasó en el 2015 con estas figuras, los 10 candidatos que jugaron por una gubernatura por esta vía no pintaron. Sólo destacó de entre estas candidaturas independientes el triunfo en la alcaldía de Ciudad Juárez y algunas diputaciones.

La cuarta tiene que ver con la “guerra sucia”. Las mentiras y calumnias para afectar la imagen y la reputación de los contendientes seguirán mientras sigan impunes. Nadie dejará esta mala práctica si no se les investiga y castiga.

Y la quinta es la incidencia que tendrán los resultados electorales de antier en el arranque de la carrera presidencial por el 2018. En el caso del PRI, la permanencia de Manlio Fabio Beltrones en la carrera por la postulación se complica al no lograr la meta que él mismo se fijó. Paradójicamente, esa derrota podría facilitar el proceso interno priista de selección de candidato. Cosa contraria podría pasar en el PAN, donde luego de los buenos resultados conseguidos, el dirigente nacional, Ricardo Anaya, y el gobernador saliente de Puebla, Rafael Moreno Valle, se convierten en competidores fuertes de Margarita Zavala, quien parecía que iba sola. En el caso del PRD habrá que ver quién capitaliza las tres alianzas ganadoras con el PAN. Y finalmente el triunfo de MORENA en el Congreso Constituyente en la Ciudad de México consolida a Andrés Manuel López Obrador, como el candidato a vencer en el 2018.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.