• Regístrate
Estás leyendo: La apuesta Padilla ante la crisis del maíz
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 18:29 Hoy

Radar

La apuesta Padilla ante la crisis del maíz

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

El secretario de Desarrollo Rural, Héctor Padilla, se escucha tranquilo cuando le pregunto sobre la escalada de protestas de un sector de productores de maíz, que la semana pasada tomaron el Congreso local, y el fin de semana casetas de cobro de autopistas, en demanda de un mejor precio a la tonelada de maíz, que fluctúa entre los 3 mil 600 pesos para el maíz cultivado bajo contrato y los 2 mil 600 para los que no se inscribieron en este programa.

Me asegura que las manifestaciones buscan una legítima demanda de mejora de precio al grano, pero no descarta que los promotores del movimiento puedan ser acaparadores afectados por el nuevo modelo de comercialización por contrato que promueven entre los campesinos, o grupos que buscan tomar el tema como bandera política de cara al 2015.

No sólo confía en la pronta desactivación de esta crisis, sino que en lo sucesivo, estas tensiones sean mucho más fáciles de resolver por los resultados que, asegura, ya se están logrando con la primera de las tres estrategias con las que en este sexenio buscan mayores ingresos para los hombres y mujeres del campo.

La primera apuesta es lograr contratos multianuales que le permitan al campesino no únicamente tener un precio mínimo seguro de compra y de colocación de su producción sin intermediarios, sino permitirle la planeación a largo plazo y la inversión en mejores herramientas y tecnologías para el cultivo. El que hoy 18 mil de 19 mil 500 productores hayan cultivado bajo contrato, y las casi dos millones de toneladas de maíz alcanzadas aquí bajo ese esquema en Jalisco y que superan el total nacional, asegura el titular de SEDER, es una buena señal de que se podrá lograr el objetivo.

La segunda acción en la que se seguirá insistiendo es la diversificación del cultivo, iniciando por la invitación a sembrar maíz amarillo en vez de blanco, por ser el más solicitado en el mercado y del que más importaciones se hacen al país. Afirma que buscarán aumentar los estímulos para elevar el 35 por ciento de maíz amarillo alcanzado esta cosecha.

Y la tercera, ir por una mejora en el manejo técnico y sustentable de los procedimientos para la siembra, con lo que la inversión que ahora hace el productor de maíz de 18 a 20 mil pesos por hectárea para sembrar y cosechar, baje a los 10 mil y aumente la ganancia al productor. Para ello tienen ya un convenio para que técnicos del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, que guarda en nuestro país los bancos de genética y tecnología más importantes del mundo, desplieguen asesoría técnica los productores.

Ojalá que también en la SEDER retomen las peticiones de los productores de maíz para que se les mejoren los tiempos de pago y se invierta en infraestructura para almacenar agua como lo plantean. Un diálogo franco en el que se llegue a acuerdos podría florecer en un mejor modelo que le cierre el paso a oportunistas y que dé mayor calidad de vida a los jaliscienses que habitan en el campo y lo hacen producir.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.