• Regístrate
Estás leyendo: Fortalecer el contrapeso independiente
Comparte esta noticia

Radar

Fortalecer el contrapeso independiente

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Como en botica, de todo hay entre los 152 ciudadanos y ciudadanas que se registraron para buscar ser candidatos independientes por alguno de los cargos que estarán en disputa en la elección estatal, desde la gubernatura, las 125 presidencias municipales y las diputaciones de los 20 Distritos locales.

Hay ex militantes de partidos políticos que ya fueron diputados y tuvieron otros cargos como Salvador Cosío Gaona, hijo del ex gobernador Guillermo Cosío que fue legislador por el PRI y por el PRD; ex funcionarios como el panista Raúl Octavio Espinoza Martínez, quien fue secretario de gobierno la mitad del primer sexenio albiazul de Alberto Cárdenas; o José Bañales Castro, también panista que ya fue secretario en Tlaquepaque; hay quien viene de la farándula como Vicente Fernández Jr. Llaman la atención los nombres de Susana Ochoa y Paola Flores, integrantes del movimiento Wikipolítica, cuyo líder más visible es el diputado local con licencia, Pedro Kumamoto, quien lidera la recolección de firmas para ser candidato a senador, también por la vía independiente, entre otros muchos nombres sin ningún antecedente en la escena pública.

Como pasa con los aspirantes a candidatos independientes que se registraron a nivel federal para la Presidencia de la República, o para llegar a la Cámara de Senadores o de Diputados, habrá que ver cuántos de ellos logran cumplir con las firmas requeridas para llegar a la boleta electoral. A diferencia de la Ley federal que pide el 2 por ciento de las firmas del padrón según el cargo buscado, a nivel estatal la exigencia quedó en sólo el 1 por ciento. Para los que aspiran a la gubernatura son casi 58 mil firmas.

Para consolidar esta figura de las candidaturas independientes que rompió apenas en las elecciones del 2015 con el monopolio de los partidos políticos como vehículo de acceso al poder, será clave que los votantes distingan muy bien a quién le dan su firma, para cerrarle el paso a quienes tratan de pervertir esta alternativa y que son enviados por la propia clase política tradicional. Los beneficios que ha traído este contrapeso a la partidocracia ha quedado más que claro en Jalisco, a juzgar por lo ocurrido apenas en octubre pasado en el Congreso local, cuando el único diputado independiente, Pablo Torres, de Wikipolítica, fue destituido de la presidencia de la Comisión de Participación Ciudadana y de otras dos comisiones, con el voto a favor de los diputados de todos los partidos. Esa acción dejó en evidencia la incomodidad que le representa a la clase política y gubernamental la llegada de visiones nuevas y lógicas distintas en el ejercicio de la política y el poder en beneficio de los ciudadanos. En el 2018, pues, es momento de fortalecer este contrapeso político que haga mejorar, por la competencia, a los partidos políticos y a sus candidatos. Habrá que identificar quiénes de estos 152 quieren de verdad dignificar este avance democrático y proponer una nueva relación entre gobierno y gobernados. A esas mujeres y hombres habrá que darles la firma y llevarlos a las boletas electorales y a ganar.

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.