• Regístrate
Estás leyendo: El PAN, aliado en jaque
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 08:56 Hoy

El PAN, aliado en jaque

Publicidad
Publicidad

De las alianzas electorales de última hora y dictadas desde las dirigencias nacionales de los partidos políticos que finalmente se registraron en Jalisco, es sin duda el PAN el más sacrificado, el que menos gana y el que en mayor riesgo pone su futuro.

Las inconformidades que causó en amplios sectores de lo que quedaba del panismo local la imposición de esta coalición, que rechazaban, con el partido Movimiento Ciudadano y el PRD, y las divisiones internas que causará ponen en jaque al partido blanquiazul en Jalisco. Y de ese estado de emergencia lo único que lo podría rescatar sería el eventual triunfo del panista Ricardo Anaya. Por esa aspiración personal, el virtual candidato presidencial de la alianza PAN-PRD-MC, no sólo sepultó la tradición democrática del PAN, sino que también entregó al panismo jalisciense bajo las condiciones que le impuso el alfarismo.

Poco le importó que desde siempre el precandidato de MC a la gubernatura, Enrique Alfaro, desdeñó y canceló la posibilidad de ir en alianza por esa posición con el PAN y el PRD. Tampoco la afrenta que les hizo la fracción mayoritaria del partido naranja en el Congreso local cuando destituyeron de la presidencia del Congreso a Miguel Monraz, líder de los diputados panistas.

Habrá que decir que muchos ex panistas convertidos al alfarismo desde hace seis años que el PAN se desplomaba, están de plácemes. Paradojas de la política, el grupo alfarista que fue el beneficiario de las traiciones en las cúpulas panistas hace seis años, hoy persuade al ex dirigente nacional del blanquiazul de obligar a sus correligionarios jaliscienses a una coalición a plena conveniencia naranja. Si las deslealtades que denunció el último candidato panista a la gubernatura, Fernando Guzmán, en el sentido de que el gobierno panista de Emilio González Márquez le dio a él la espalda para apoyar la candidatura de Alfaro, casi lo hacen ganar a costa de mandar al PAN a un lejano tercer lugar, hoy las condiciones de esta alianza podrían desarticular aún más al partido político que fue durante 18 años la primera fuerza política del Estado.

La coalición fortalece sin duda, aún más, al partido Movimiento Ciudadano que capitalizó muy bien el peso específico que tienen en Jalisco y que hicieron valer en la mesa nacional del frente PAN-PRD-MC. El PRD también gana con la coalición. El ir con candidatos conjuntos con PAN y MC los hace llegar en mejores condiciones sobre todo ante la salida de varios de sus cuadros más valiosos para constituir la agrupación política Hagamos, con quien MC tiene también convenios electorales.

Otra alianza que también está confirmada en Jalisco es la de Morena-PT-PES, para jugar juntos por todos los cargos estatales en disputa.

Cambia, pues, el escenario electoral en Jalisco en el que no pintaba ninguna alianza. Hoy el único que irá sólo es el PRI, partido en el poder que ganó hace seis años por su alianza con el Partido Verde, que hoy decidió ir sólo, al igual que el Partido Nueva Alianza.

Los votos que logren el 1 de julio les darán la razón o los condenarán de haber aceptado o rechazado esas compañías. Veremos.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.