• Regístrate
Estás leyendo: El desdén de la SCT al GAP y al Ejido El Zapote
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 17:42 Hoy

Radar

El desdén de la SCT al GAP y al Ejido El Zapote

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Pese al aparente irreconciliable conflicto que estalló esta semana entre la comunidad del Ejido El Zapote (a la que se le expropió, sin pagarle, hace más de medio siglo los terrenos donde opera gran parte del aeropuerto Miguel Hidalgo), y el GAP (Grupo Aeroportuario del Pacífico, actual concesionario de la terminal aérea), los dirigentes de ambas partes están más dispuestos que nunca a convertirse en coadyuvantes para resolver este litigio que se ha alargado ya por más de 36 años.

Desde octubre pasado hubo acercamientos y negociaciones entre los líderes de los ejidatarios y directivos del GAP en las que por un lado, los representantes de las 92 familias que conforman el Ejido El Zapote, mostraron la posibilidad de llegar a un acuerdo pese a que no se cubriera el adeudo calculado por la justicia federal que asciende a más de 7 mil millones de pesos. Entre los ejidatarios hay casi el acuerdo de firmar por un pago de mil millones o incluso menos. Eso significaría renunciar a cobrar los 2 mil 400 pesos que es el valor comercial del metro cuadrado actualmente en esa zona, y negociar en alrededor de los 700 pesos.

Por el lado del GAP, y pese a que la obligación de pagar a los ejidatarios es de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) según los mandatos judiciales, hay la convicción de que les conviene más un mal arreglo que un pleito que se siga prolongando, y que les impida hacer más inversiones que les mejore el negocio y que les permita transitar a la construcción de la segunda pista ante la cada vez más próxima saturación de su capacidad instalada. Están conscientes además que de escalar los reclamos y protestas, se podría afectar el buen paso de las acciones del GAP en la bolsa de valores de Nueva York por la falta de certeza jurídica que los litigios ganados por los ejidatarios podrían provocar a la concesión. O en el peor escenario, llegar a reclamar a la SCT haberles entregado una concesión viciada de origen. Ante este panorama y por los buenos resultados y la capitalización alcanzada en los últimos años por el GAP, analizan seriamente coadyuvar en el pago a los legítimos propietarios de la tierra en la que se edificó el aeropuerto en la década de los 50.

De esta posibilidad y oportunidad histórica está enterado el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval, cuyos principales operadores políticos están también ya aplicados en apoyar y acompañar las negociaciones.

Por eso la pregunta es dónde está la SCT para aprovechar este buen momento y resolver este problema que amenaza la competitividad económica de Jalisco al impedir el crecimiento y mejoramiento de los servicios de la terminal aérea que la mantenga como una palanca de desarrollo de la entidad. La deuda es de la SCT por lo que es inexplicable el desdén mostrado en las oficinas centrales y locales de esa dependencia federal donde ni las llamadas contestan para hablar del tema. Todos esperamos sus respuestas y acciones ya para resolver este tema clave en Jalisco.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.