• Regístrate
Estás leyendo: Augusto y ex ediles van por Godoy
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 11:36 Hoy

Radar

Augusto y ex ediles van por Godoy

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

A cuatro meses de que termine su gestión y cuando todo indicaba que se iría de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) sin rendir cuentas y sin aclarar las múltiples dudas que ha provocado el manejo discrecional con el que por años manejó el dinero público del órgano fiscalizador, los nuevos diputados de la LXI Legislatura sorprendieron gratamente al romper con la sumisión y miedo que les impuso a las pasadas cuatro Legislaturas, y ordenar una auditoría al otrora intocable auditor, Alonso Godoy Pelayo.

No por nada calificaron como un "hecho histórico" en la página oficial del Poder Legislativo, el acuerdo de los diputados que integran la Comisión de Vigilancia, con el que aprobaron el miércoles pasado la propuesta de Augusto Valencia, del Partido Movimiento Ciudadano, de revisar el gasto de la ASEJ.

Con más de una década enquistado en la ASEJ, Godoy nunca había sido objeto de una auditoría de los diputados, sus jefes, desde la Legislatura LVII. Lejos de ello, la voraz y corrupta Legislatura LVIII lo premió con el pago de presuntas prestaciones por casi 10 millones de pesos y los de la Legislatura LIX y LX nunca se atrevieron a investigar esa y otras irregularidades. Respaldado por quienes controlan los partidos políticos, la UdeG, ayuntamientos y el gobierno estatal, que lo mantuvieron ahí por años a cambio de una fiscalización a modo, que les permitió aumentar canonjías y corruptelas con impunidad garantizada. En esa complicidad, y en una paradoja que rayó en la burla a la inteligencia y dignidad de los jaliscienses, el fiscalizador del estado se convirtió en el funcionario que más se resistió a la rendición de cuentas. Además del opaco manejo de la nómina y las compras, Godoy se autoasignaba el sueldo que lo colocó como el auditor estatal más caro del país y sin justificación alguna se mandó hacer un megaedificio para sus nuevas oficinas, en una compra muy poco clara de los terrenos en que hizo la edificación. Cuando los diputados de la pasada Legislatura lo llamaron a cuentas los ignoró y doblegó impunemente.

En corto, muchos de los diputados confesaban que estaban atados de manos, no sólo por sus jefes políticos que les prohibían toda acción contra Godoy, sino también por el uso faccioso de la ASEJ, desde donde se amenazaba a los diputados que habían sido alcaldes, con revisar con lupa sus cuentas públicas si osaban cuestionar y señalar los excesos del titular del máximo órgano fiscalizador del Estado.

Por ello habrá que reconocer a los diputados del PRI, Verde, PAN y PRD, Hugo Ruiz, Jorge Arana, Omar Hernández, Cecilia González, Juana Ceballos, Jesús Romo, Antonio López y Saúl Galindo, ex presidentes municipales de Lagos de Moreno, Tonalá, Arandas, Tepatitlán, San Martín Hidalgo, Encarnación de Díaz, Tala y Tomatlán, e integrantes de la Comisión de Vigilancia, romper con el chantaje de sus cuentas y recuperar algo de la dignidad perdida del Poder Legislativo.

twitter: @jbarrera4
jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.