• Regístrate
Estás leyendo: Almaguer: el personaje 2013 en Jalisco
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 22:15 Hoy

Radar

Almaguer: el personaje 2013 en Jalisco

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

En positivo podríamos colocar en la lista también a Mauricio Gudiño, secretario de Movilidad por haber logrado una nueva ley en la materia, de la que se desprendió el exitoso programa Salvando Vidas, y que por otro lado, se propone la modernización del transporte, pospuesta por décadas.

En negativo sin duda la que pasará como la figura 2013 será la regidora con licencia del PRI, Elisa Ayón Hernández, que irrumpió en la escena mentando madres y dejando al descubierto todo el esquema de la visión patrimonialista y corrupta del poder y del ejercicio público. O el auditor Alonso Godoy Pelayo y su faraónico edificio con el que dio una muestra más de su prepotencia y discrecionalidad.

Propongo sin embargo como la figura principal del 2013 en Jalisco a Eduardo Almaguer Ramírez, secretario del trabajo y previsión social.

Lo hago para destacar una y tal vez la única historia de éxito que hubo en el año que termina en materia de combate a la corrupción y a la impunidad en la entidad.

Porque Almaguer llegó, descubrió y denunció el millonario desvío de recursos públicos y la extorsión a empresas que se venía dando por décadas a través de los juicios laborales amañados, y que muchos de sus sucesores dejaron pasar, muy seguramente a cambio de beneficiarse también de esa trama corrupta.

Sus denuncias dejaron al descubierto a los autollamados abogados talibanes, personajes que también podrían llevarse en negativo la distinción 2013. Sus despachos medraron por años de las contribuciones de los ciudadanos al coludirse con malos abogados del sector público, de la junta local de conciliación y arbitraje y malos burócratas, para inflar liquidaciones alterando sueldos y contratos laborales.

Su labor destaca también por su persistencia. Almaguer no sólo denunció la ilegal y corrupta industria de estos litigios y laudos amañados, a través de los cuales se desviaron por años miles de millones de pesos del erario, sino que le dio seguimiento, al grado incluso de tener fuertes roces con personal de la Fiscalía Central en donde las denuncias se mantuvieron congeladas por varios meses.

Ese esfuerzo se vio coronado hace días con las siete órdenes de aprehensión en contra de dos abogados talibanes y de cinco ex trabajadores del Banco Diocesano de Alimentos, que se coludieron con ellos y cuyos laudos millonarios estuvieron a punto de hacer quebrar a esta institución de beneficencia pública, líder en el reparto de comida a los más pobres.

Están pendientes muchas denuncias más, las del SIAPA, por ejemplo, en donde tenían listos ya pagos por más de 30 millones de pesos a notificadores que decían ganar 600 mil pesos mensuales sin que nadie chistara. Esas también urge que avancen.

El afectar este negocio millonario ha traído serias amenazas a este funcionario, que dejó el camino fácil de la complicidad, que se ha tomado en serio y ha hecho cumplir la cultura de la legalidad.

Por eso lo considero la figura del año en Jalisco.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.