• Regístrate
Estás leyendo: ¿Albergues vs adicciones aprobados?
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 05:20 Hoy

Radar

¿Albergues vs adicciones aprobados?

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

A dos semanas de la liberación de 271 personas que vivían prácticamente secuestradas y en condiciones infrahumanas en el albergue contra adicciones Despertar Espiritual en Tonalá, ayer se dio el primer reporte del operativo especial de verificación de estos centros que se realizó luego de este caso que puso al descubierto por enésima vez las deficiencias en la supervisión de estas instituciones, algunas de las cuales lejos de ayudar, sólo lucran con los farmacodependientes y sus familias.

Según la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal) de la Secretaría de Salud estatal, del 23 a l 27 de mayo se supervisaron 23 albergues que operan en el Área Metropolitana y 31 en municipios del interior, sin que se encontraran irregularidades graves. Diez multas por temas de comida y falta de higiene. Ninguna clausura.

La pregunta es cómo y qué se está revisando. Porque no hay que olvidar que la propia Coprisjal acudió en noviembre pasado al albergue Despertar Espiritual, como parte del programa permanente de revisión llamado Sistema Vigía, pero que fue burlado por los dueños de ese albergue, que resultó incluso con vínculos con la delincuencia organizada. Aunque encontraron condiciones de hacinamiento sólo hubo una multa de 700 pesos por falta de manuales, aspectos de protección civil e infraestructura.

Por ello no vendría nada mal que las autoridades revisaran los métodos de supervisión practicados hasta hoy. Una buena práctica en este sentido la podrían encontrar en el estudio realizado en el año 2013 en Brasil, Colombia, Perú y México, denominado “Comunidades terapéuticas (CT): Una de las alternativas de tratamiento al problema de adicciones”, en el que participaron la organización tapatía Corporativa de Fundaciones y el Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ).

Como elementos esenciales e indicadores de calidad de estas comunidades, fijaron 9 puntos los cuales revisaron con los directores médicos y administrativos: 1) El Plan o programa de tratamiento personalizado. 2) Objetivos específicos y secuencia que se espera alcanzar. 3) El tratamiento terapéutico que abarca el aprendizaje por modelos del rol, aprender haciendo, participación de la terapia, los valores y el desarrollo de habilidades y responsabilidades. 4) Personal clínico primario, incluyendo a personas adictas recuperadas. 5) Servicio de asesoramiento familiar. 6) Historias clínicas, formatos de registro de seguimiento de usuarios o registros individuales de usuarios. Archivo de todas las atenciones que reciben los usuarios de las CT, efectuado con continuidad, coordinación e integración de los servicios en relación al plan de tratamiento y necesidades del usuario. 7) Procedimientos por escrito. Descripción de deberes y derechos del usuario y de la CT y otros procedimientos para modificar el tratamiento personalizado. 8) Organigrama y 9) Autoevaluación del equipo terapéutico junto con el usuario.

Habría que ver cuáles de estos indicadores los cumplen los albergues visitados por la Coprisjal en los que no encontró novedad.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.