• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-12
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 21:35 Hoy

Radar

2017-09-12

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Confieso que era de los que dudaba que el PAN, PRD y el partido Movimiento Ciudadano lograrían ponerse de acuerdo para formalizar la alianza política, con miras a convertirla en electoral, que denominaron el Frente Ciudadano por México.

Sin duda la estrategia del control de daños que tuvo que armar el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, por el fuego amigo o enemigo que cuestionó su extraordinario éxito en los negocios inmobiliarios en terrenos enajenados por el gobierno estatal de Querétaro cuando él era alto funcionario del mismo, fue un factor que facilitó y aceleró la creación de este Frente. De no haber ocurrido esta emergencia, el PAN hubiera escatimado y exigido mucho más a sus socios perredistas y pemecistas, que claramente ganan más en esta pre alianza.

Lo que sigo pensando, es que el momento de la verdad para este Frente, que tendrá que corregir aspectos de forma por pifias en el registro la semana pasada en el Instituto Nacional Electoral (INE), será cuando llegue el momento de definir el nombre de su candidato presidencial. Se ve muy difícil que logren un acuerdo que contenga las aspiraciones de Anaya, Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, por el lado del PAN, y de Miguel Ángel Mancera por el PRD, como para que den un paso atrás y dejen libre el camino, por ejemplo, para apoyar desde el Frente a un candidato independiente. En ese momento se verá si efectivamente quieren hacer valer su documento fundacional, de caminar juntos hasta el 31 de diciembre del 2024, para luchar contra la corrupción, la desigualdad y la violencia, así como su voluntad de construir gobiernos plurales y de coalición, entre otros lineamientos que firmaron en común acuerdo los dirigentes de estos tres partidos.

Lo que nadie les puede regatear es el buen inicio que tuvieron en el arranque oficial del proceso electoral el viernes pasado, luego de que el jueves lograron que los senadores del PRI sacaran de la congeladora la iniciativa enviada por el propio Presidente de la República, para derogar el pase automático del actual titular de la PGR para convertirse en el nuevo Fiscal independiente. La presión ejercida en la Cámara de Diputados por parte de estas tres fracciones parlamentarias para no instalar la mesa directiva el martes de la semana pasada, fue decisiva para cerrar el paso de Raúl Cervantes, el conocido como Fiscal Carnal y/o el Fiscal Ferrari, a este cargo de nueve años que hubiera echado por la borda lo que se lleva construido del Sistema Nacional Anticorrupción.

Esta batalla ganada no significa, sin embargo, que a la nueva Fiscalía llegue un perfil que garantice independencia de la clase política y gubernamental. El Frente se comprometió ya a apoyar las reformas planteadas desde el movimiento #FiscalíaQueSirva para evitar que se dé una simulación más. Convertirse en una verdadera palanca de esta demanda ciudadana, antes de regresar a su lógica de cuotas político partidistas, seguro, les daría otro buen triunfo que crecería su credibilidad. Veremos cómo les va con esta prueba.

jaime.barrera@milenio.com

twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.