• Regístrate
Estás leyendo: 19-S, luto otra vez
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 02:41 Hoy

Radar

19-S, luto otra vez

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Terribe la coincidencia. Habían pasado apenas poco mas dos horas después de las 11 de la mañana que se realizó el macro simulacro con el que cada año recuerdan en la Ciudad de México los sismos del 19 de septiembre de 1985, en el que murieron más de 5 mil personas, cuando sobrevino nuevamente la tragedia justo 32 años después.

Otro 19-S que nos volvió a llenar de pena y muerte el Día Nacional de Protección Civil, instituido luego de aquella que se mantiene como la jornada colectiva más trágica de los que habitan la Ciudad de México.

Trajo de nuevo desgarradores testimonios de quienes perdieron lo irrecuperable. A sus hijos, a sus hermanos, a sus padres, a la pareja. Que desató el dolor y la incertidumbre de quienes esperan frente a los edificios colapsados que sus seres queridos sean encontrados con vida por los rescatistas.

Que llenó de desesperanza a los que se quedaron sin techo ni patrimonio en unos instantes.

El terremoto de 7.1 grados de magnitud con epicentro en el sureste de Morelos causó destrucción y muerte en cinco estados más, y se sumó al dolor que causó el sismo de 8.2 grados hace 12 días, principalmente en Oaxaca y en Chiapas. A diferencia de 1985, la destrucción que provocó el movimiento telúrico de ayer se difundió prácticamente en tiempo real por las redes sociales, que para bien, ayudaron a multiplicar también la solidaridad y participación ciudadana en las labores de rescate y apoyo para las víctimas. Además de solidarizarnos con los miles y miles de damnificados en estas 8 entidades, con donaciones económicas o en especie, la tragedia nos obliga a volver al tema de la resiliencia de nuestra ciudad, y de nuestros instrumentos y capacidades en materia de protección civil.

No hay que olvidar que Jalisco está ubicado junto con los estados del noroeste y sureste de México en la zona de mayor actividad sísmica del territorio nacional.

Más aún porque el año pasado se registró en el Área Metropolitana de Guadalajara el mayor número de movimientos telúricos desde 1912.

En ese sentido lo primero que habría que revisar es nuestro Atlas de Riesgos, que de entrada no incluye el conocido también como enjambre sísmico, que se concentra en comunidades del norte de Zapopan como Nuevo México, Tesistán, Copalita y Valle de Molinos. Habrá que lamentar que por grillas, la metrópoli tapatía haya perdido el apoyo de la Fundación Rockefeller y haya quedado excluida de la red de "100 Ciudades Resilientes", a la que había ingresado en mayo del 2016 y que mucho nos hubiera servido para avanzar en este tema.

El19-S de ayer nos debe dejar clara la necesidad de empezar a hablar de esta amenaza impredecible e inevitable, que nos permita como comunidad estar en las mejores condiciones para enfrentar una emergencia así, y reducir al máximo sus daños, como los que ayer nos volvieron a conmocionar como País.

jaime.barrera@milenio.com
twitter: @jbarrera4

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.