• Regístrate
Estás leyendo: La Sagrada Famila
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 09:33 Hoy

Un ojo al gato

La Sagrada Famila

Ivonne Naime S. Henkel

Publicidad
Publicidad

¡Para hacer las cosas bien, es necesario primero el amor, segundo la técnica!

Esto lo afirmo Gaudí que posiblemente es el arquitecto más popular de la historia, ya que revolucionó la arquitecta y las artes plásticas, sus obras son una búsqueda de la perfección del arte, personal y de la sociedad humana.

Ir a Barcelona y no visitar La Sagrada Familia, es como ir a Paris y no ver la Torre Eiffel, o visitar China y no caminar por la Muralla, es ir a México y no visitar las pirámides de Teotihuacán, son íconos que caracterizan a las ciudades.

En 1883, Gaudí veía el proyecto de La Sagrada Familia como una expresión de fe, técnica, arte y voluntad del pueblo; sin embargo cuando murió en 1926 atropellado por el tranvía, apenas había terminado una fachada, la cripta y la bóveda de la nave central, y no dejó planos detallados de la obra.

Así que pasó a ser sustentada por el financiamiento popular; sin embargo, de acuerdo a los ingresos, los impulsores calculaban que necesitarían al menos un siglo más para terminarla, pero todo cambió en los Juegos Olímpicos de 1992 cuando la Sagrada Familia se convirtió en un maná del turismo. Al parecer sería en menos de un siglo.

Pero hoy a ocho años de estar terminada (se calcula finalizar la construcción en 2024), se enfrenta a dos anomalías, la primera, no hay planos detallados, de modo que poco a poco han ido interpretando los bocetos que dejó el arquitecto, y a pesar de que nadie esta seguro de que será una obra genuina de Gaudí, es inevitable negar que La Sagrada Familia se ha convertido en un símbolo de Barcelona.

La segunda anomalía es que para efectos del Ayuntamiento, esta obra se ha construido sin planos y sin licencia, y solicita que se paguen los impuestos al igual que deberán de ingresarse los planos y solicitar la licencia de construcción, ya que de acuerdo a los registros la obra se está construyendo sobre un espacio que todavía figura como vacío.

Lo preocupante de todo esto es que se ha afirmado que la actitud del "Patronato de la Sagrada Familia ha sido considerado como prepotente; sin embargo, esto no lo librará de entrar en la formalidad, ya que ahora se les esta exigiendo aportar los planos, aclarar cuentas, consensuar y pagar los impuestos, como todos los demás.

Realmente a muchos de nosotros nos gustaría ver terminada esa obra, y poder visitarla, aunque sea virtualmente. Durante años nos hemos cuestionado ¿Algún día podrán terminar esa construcción?, y a tan solo ocho años de una posible inauguración, todo se vuelve a poner en duda.

Pero hoy me cuestiono, ¿Qué debe hacer el Ayuntamiento? ¿Permitir que esa obra siga siendo construida fuera de la reglamentación, u obligar al patronato a entrar en formalidad y en caso de no ser así, clausurar la construcción?

Y nuevamente a tan solo 8 años de ser terminada la construcción, el cuestionamiento vuelve a surgir en cada uno de nosotros.

¿Algún día terminaran La Sagrada Familia?, o simplemente se convertirá en la obra de Gaudí que pudo ser, pero nunca fue.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.