• Regístrate
Estás leyendo: “El diario de Himmler”
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 03:13 Hoy

Un ojo al gato

“El diario de Himmler”

Ivonne Naime S. Henkel

Publicidad
Publicidad

¡Creo en el lado bueno del hombre!

Personalmente uno de los temas que más me apasiona de la historia es la Segunda Guerra Mundial, siempre he dicho que Hitler era un hombre brillante, pero mal orientado, si hubiera asimilado sus traumas de vida correctamente posiblemente sería uno de los hombres más amados y admirados por la historia. Le hicieron falta unas cuantas sesiones con Freud.

Sin embargo, recordemos que durante esa época no fue solamente él, también nos encontramos con Heinrich Himmler, uno de los principales dirigentes del Partido Nazi, Jefe de la SS y fanático del misticismo ario, que se suicidó para evitar ser juzgado por sus crímenes de guerra.

Hace unos cuantos años, el Instituto Histórico Alemán en Moscú, encontró en el archivo algo muy curioso, unos documentos que han sido descritos como "estremecedores y de una importancia histórica excepcional", los diarios de Himmler, los cuales relatan detalles escalofriantes sobre los quehaceres del Jefe de la SS, desde reuniones burocráticas con generales, líderes extranjeros como Benito Mussolini y las visitas a los campos de concentración de Auschwitz, Sobibor y Buchenwald (los más terroríficos).

"Entre nosotros podemos hablar de ello abiertamente, pero nunca lo hablaremos en público. Me refiero a la evacuación de judíos, la extinción del pueblo judío", esto es algo que podemos encontrar escrito en sus diarios.

Al leer eso, no lo encontré extraño, finalmente es de conocimiento general que la finalidad de esta guerra era la extinción del pueblo judío, sin embargo lo que sí encontré un poco perturbarte es que en esos documentos se narra como Himmler recibió un masaje antes de ordenar la ejecución de diez polacos, y al mismo tiempo exigió a la SS entrenar a perros para mantener separados a los prisioneros de Auschwitz. Me gustaría decir que a Himmler también le hicieron falta unas cuantas sesiones con Freud, sin embargo carezco de conocimientos para decir eso.

De acuerdo a lo que he leído, la publicación de este diario será el próximo año, sin embargo definitivamente este libro será de los pocos que no llegue a mi lista de libros por leer, porque de algo estoy segura...

¡Yo me hubiera dado el masaje después!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.