• Regístrate
Estás leyendo: Las deslealtades y el nepotismo de Emilio Salgado
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 18:19 Hoy

Golpe bajo

Las deslealtades y el nepotismo de Emilio Salgado

Iván Tirzo Santos

Publicidad
Publicidad

Emilio Salgado Néstor está robando aire en la sección 23 del SNTE.

Su periodo de cuatro años como líder sindical acabó el pasado 21 de septiembre. La meta es llegar a febrero del 2017, cuando inicie la administración del gobernador electo Antonio Gali Fayad.

Emilio cree que ganando tiempo no solo disfrutará de unos meses más de las canonjías como dirigente de la sección 23, sino que preparará el camino para heredar el cargo a uno de sus allegados, Alejandro Ariza o José Luis González Flores.

Es que de quedar uno de sus alfiles taparán el cochinero que dejó en la sección 23, al utilizar las cuotas de los maestros para fines personales, durante el periodo 2012-2016.

Salgado cree que Gali le dará su aval para postular a quien él quiera, pero en el equipo del mandatario electo tienen información de que Emilio fue desleal en dos elecciones, en el 2013 y 2016. En ambas jugó con el PRI y con el PAN.

En el 2013, en la contienda por la alcaldía de Puebla apoyó a Enrique Agüera –supuestamente a cambio de unos caballos- y también juró compromiso con Antonio Gali.

En el 2016, en el proceso para gobernador del estado, ofreció 100 mil votos a Gali pero durante la campaña reunió a Blanca Alcalá (abanderada priista) con Juan Díaz de la Torre, secretario general del SNTE.

La sección 23 se dividió en este proceso electoral y Nueva Alianza solo aportó 58 mil votos a Gali, el resto de los maestros votaron por la abanderada del PRI. Esa deslealtad hizo que el PAN le regalara 10 mil votos al PANAL para no perder el registro en Puebla.

Uno de los excesos que Emilio quiere tapar es el nepotismo. En cuatro años incorporó a 15 de sus familiares en plazas administrativas, de las cuales 10 fueron en telesecundarias.

Hay pruebas para demostrar cada uno de los casos, ya será en otras entregas. Por hoy le puedo decir que a su sobrina Jazmín Salgado la quitó de intendente en una escuela de Acatzingo y la trajo como académica a la región de Cholula.

No solo eso, en los acuerdos políticos que hizo con varios candidatos en la elección de 2013, consiguió que Jazmín se incorporara como regidora de Educación en el ayuntamiento de Xoxtla, con el presidente Miguel Ángel Hernández, para el periodo 2014-2018.

Por cierto que maestros opositores tienen ubicados en Xoxtla ocho locales y una maquiladora de Emilio, en esta última manda a fabricar los chalecos para los miles de maestros del SNTE. ¿Negocio redondo?

ivan.tirzo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.