• Regístrate
Estás leyendo: La doble traición de Víctor Gabriel en 60 días
Comparte esta noticia

Golpe bajo

La doble traición de Víctor Gabriel en 60 días

Iván Tirzo Santos

Publicidad
Publicidad

Víctor Gabriel Chedraui no será secretario de Turismo estatal en la administración de Martha Erika Alonso Hidalgo, como así lo ha hecho creer él a varios de sus colaboradores y a distintos comunicadores.

Complicado será para el ex candidato a edil de Puebla por el Partido Social de Integración (PSI) obtener un espacio en el sexenio de la primera gobernadora.

A Víctor Gabriel le tienen muy bien armado su expediente, del papel que jugó en los 60 días de campaña y en el día de la elección (1 de julio).

Quienes saben de esto me comentan que tras obtener la nominación como candidato por el PSI, en el mes de abril, sostuvo acercamientos con morenovallistas para hacer un pacto.

El acuerdo era entrar duro a la campaña, con ataques contra el aspirante a edil de “Por Puebla al Frente”, Eduardo Rivera Pérez, a fin de restarle votos.

Como recompensa, recibiría una posición en la nueva administración estatal.

Lo cierto es que su estrategia de campaña nunca fue para atacar a Eduardo Rivera, pues hizo todo lo contrario.

Una semana previa al debate entre candidatos a la presidencia municipal de Puebla fue captado en una reunión con Eduardo para ofrecer su poca estructura, reconociendo que no le favorecían las encuestas.

Hasta ese momento de la contienda había jurado lealtad a dos grupos del PAN que son como el agua y el aceite: al de Rafael Moreno Valle y al de Eduardo Rivera.

A ninguno de los dos cumplió.

En la recta final de la contienda, en público y en privado, decía que Rafael Moreno Valle no le cumplió acuerdos y que por ello empezó a tener arreglos con Morena, a través de Pablo Aréchiga, hijo de Guillermo Aréchiga.

El 1 de julio su estructura se sumó a la movilización a favor de los candidatos de Morena. De sus reuniones constantes con Pablo Aréchiga y su colaboración con el partido del cual es fundador Andrés Manuel López Obrador, quedaron muchas evidencias.

A pesar de sus traiciones, Víctor Gabriel se presentó ante los morenovallistas para decir que cumplió con el acuerdo.

En días recientes comenzó a auto promoverse como el nuevo secretario de Turismo estatal, incluso, pidió que lo mencionaran en una columna local.

En política, las traiciones se pagan y su expediente está en el escritorio del morenovallismo, para cuando Víctor tenga que dar explicaciones de su trabajo a favor de Morena.

tirzoivan@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.