• Regístrate
Estás leyendo: La ayudadita de EPN a los priistas
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 02:24 Hoy

Golpe bajo

La ayudadita de EPN a los priistas

Iván Tirzo Santos

Publicidad
Publicidad

Divide y vencerás, dice un refrán de la cultura popular y eso hará el presidente de México Enrique Peña Nieto para la elección federal de 2015.

La economía crece de forma lenta, las expectativas se reducen a alcanzar un 2.4 % en el Producto Interno Bruto. A eso se suman los gasolinazos mensuales y la nada mejoría en la economía de los hogares.

Todos esos elementos los toman en cuenta los ciudadanos al salir a votar, y se vuelven puntos en contra del PRI.

En Puebla, hay otros factores más en contra del tricolor, como el que los habitantes tienen la percepción de un gobernador emanado del PAN que trabaja y que hace obras.

Además de eso, el PRI tiene otros puntos negativos que lo han llevado a obtener derrotas contundentes en las últimas tres elecciones locales.

Y esos puntos negativos son sus cuadros, sus dirigentes de organizaciones y el propio líder del instituto político, que hacen política desde el escritorio o tomando café, que no salen a la calle a pedir el voto casa por casa.

Y no lo hacen por flojera, porque se acostumbraron a ganar elecciones con un “voto duro” que ya no existe. Muestra de ello, es que ni sumando el capital político de Blanca Alcalá, Enrique Doger, Juan Carlos Lastiri, Javier López Zavala, Enrique Agüera y el de Mario Marín han sido capaces de ganar.

Con todos esos elementos en contra, las posibilidades del PRI de ganar las diputaciones federales para el 2015 se vuelven mínimas.

Pero llegó la esperanza con la determinación del Instituto Nacional Electoral, que aprobó el registro de tres nuevos partidos políticos: Morena, Encuentro Social y Humanista.

Morena viene sin duda a dividir a los grupos del PRD y de Movimiento Ciudadano, que simpatizan con Andrés Manuel López Obrador. Y muy probablemente suceda lo mismo con el Humanista dentro del PAN.

Y si así no ganan los priistas, es porque son verdaderos…

Y no es que a Enrique Peña Nieto le interese que los priistas poblanos salgan victoriosos. El presidente busca ganar la mayoría de diputaciones federales, para reducir la oposición en la Cámara Baja el próximo año.

Además, los priistas deberán ser sinceros si merecen la ayudadita, cuando en el 2012 no lo hicieron ganar en la elección presidencial en Puebla, porque en el estado ganó López Obrador.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.