• Regístrate
Estás leyendo: Guerra vs narco y ‘huachicoleros’, la herencia de Calderón
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 01:05 Hoy

Golpe bajo

Guerra vs narco y ‘huachicoleros’, la herencia de Calderón

Iván Tirzo Santos

Publicidad
Publicidad

Quienes defienden el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, es porque no ven noticias muy seguido o desconocen la historia reciente de nuestro país.

Unos dicen que en su sexenio la economía registró los mejores indicadores en México.

No porque el michoacano moviera una varita mágica para generar empleos o atraer inversiones de un día a otro.

Lo que ocurrió en el gobierno panista en materia económica fueron los efectos positivos a largo plazo del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), firmado en el sexenio (1988-1994) de Carlos Salinas de Gortari, “El Innombrable”.

México se abrió al mundo con el TLCAN y los inversionistas de otros países trajeron sus empresas a territorio azteca y generaron la contratación de mano de obra mexicana.

En el sexenio de Salinas hubo críticas por la firma del TLCAN y hoy los economistas y partidos políticos piden defender este Tratado ante el gobierno gringo de Donald Trump.

En seguridad nos queda claro que el de Felipe Calderón fue el peor sexenio (2006-2012) para México.

Con unos whiskies en su sangre, mostró valentía para lanzar su famosa “guerra contra el narco”.

Al Ejército lo sacó a las calles.

Aquella decisión borracha generó daños irreversibles a México.

La guerra sigue creciendo y no tiene fin. Solo encendió los ánimos de los cárteles de la droga, que hoy se quiere apagar con gasolina “huachicolera”.

Un estudio en el Senado de la República indica que en los seis años de gobierno de Calderón hubo 121 mil muertes violentas relacionadas con el narcotráfico, aproximadamente un fallecimiento cada media hora.

Para tener una idea de la magnitud de la violencia, la cifra de fallecimientos equivale al número de habitantes de San Pedro o San Andrés Cholula. Fue como desaparecer una ciudad de tamaño medio.

Hay otros indicadores, los publicados por medios de comunicación que especifican que en esos seis años hubo 24 mil 102 personas que fueron enterradas en fosas comunes en México, de aquellos que nadie reclamó o identificó.

Al final de su gobierno mujeres de Centroamérica hicieron una caravana por México para buscar a sus familiares. En sus propias cifras indicaron que 70 mil centroamericanos desaparecieron a su paso por nuestro país. Nunca más supieron algo de sus padres, esposos o hijos: de Guatemala, Honduras, Salvador, Nicaragua…

Mientras tanto, desde Los Pinos, el jefe supremo de nuestro país pedía un trago doble para iniciar su jornada laboral, o para sanar la resaca del día anterior.

La actividad de los “huachicoleros” también inició con el michoacano.

Diputados locales en Puebla del PAN dicen que el robo de gasolina es un tema del ámbito federal.

No vamos a contradecirlos.

¿Quién gobernaba México aquel trágico 19 de diciembre de 2010, cuando se registró la explosión de un ducto de San Martín Texmelucan?

La respuesta: Felipe Calderón.

Los vecinos dijeron aquella ocasión que la causa fue el mal estado del ducto.

El dictamen de la Procuraduría General de la República (PGR) de la administración calderonista precisó que fue “una toma clandestina” por el robo de gasolina.

El saldo fue de 30 personas fallecidas, 52 heridos con amputaciones o daños graves a su salud, 200 refugiados, 80 casas calcinadas.

En 2006 cuando Calderón inició su gobierno, en Puebla se registraron 9 tomas. En 2005 (con Mario Marín como gobernador) fueron cero tomas en el estado.

En el 2012, último año de gobierno de Felipe, se registraron 110 tomas clandestinas en Puebla, en promedio: una cada tres días.

Felipe se fue sin resolver su chistecito.

Su herencia llegó al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Rafael Moreno Valle.

En el 2016 se contabilizaron mil 533 tomas en el estado, en promedio cinco diarias o una cada cuatro horas.

Estudios de la federación precisan que son los cárteles de la droga los principales operadores del robo de gasolina en Puebla.

¿Quién inició la guerra contra ellos?

En el año 2016 Puebla fue primer lugar en tomas clandestinas en el país. La posición la mantuvo en el primer cuatrimestre de 2017.

¡Vaya mérito! Ese tema ha dejado docenas de muertes en el estado. En el arranque de mayo, en enfrentamientos en Palmarito Tochapan hubo 10 fallecimientos: cuatro de militares y seis de civiles.

Ahí está su presidente y la esposa Margarita, para quienes piden su regreso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.