• Regístrate
Estás leyendo: Alevosía del Tribunal de Arbitraje Municipal
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 08:56 Hoy

Golpe bajo

Alevosía del Tribunal de Arbitraje Municipal

Iván Tirzo Santos

Publicidad
Publicidad

La Real Academia Española define al Tribunal como el “lugar destinado a los jueces para administrar justicia y dictar sentencias”.

Si la función es hacer justicia, ¿Dónde queda la función del Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Municipio de Puebla?

En este mes notificó a 250 trabajadores que sus procesos caducaron y que ya no pueden reclamar una indemnización económica, reinstalación o reparación por la transgresión a sus derechos laborales.

El presidente del Tribunal, Edgar Esponda, ya podrá presumir que en su periodo al frente de la instancia consiguió buenos resultados, con la reducción del rezago de juicios laborales, que arrastra el organismo desde hace más de una década, pero ¿A costa de qué?

Esponda beneficia con esto a la Sindicatura, porque la dependencia ya no tendrá que desembolsar recursos para pagar indemnizaciones económicas, aguinaldos y salarios caídos a quienes fueron despedidos por los últimos alcaldes de la ciudad de Puebla.

El expediente 37/2005 es un ejemplo de cómo actúa el Tribunal. Los trabajadores denunciaron bajo dicho proceso que fueron despedidos de forma injustificada en el año 2005, pasó una década en la que ediles en turno dieron largas a los procesos, para no reinstalar a estas personas.

Hace unas semanas, los empleados fueron informados por el Tribunal que ya había un laudo, para reparar parcialmente el tema de los despidos. El personal del organismo pidió a los quejosos que esperaran unas semanas, para que el laudo fuera firmado.

¿Qué sucedió? Que cuando regresaron los empleados para conocer el laudo, recibieron la notificación de la sentencia del Tribunal, basada en el artículo 95 que señala: “La caducidad se producirá cuando cualquiera que sea el estado que guarde el conflicto, no se haya efectuado algún acto procesal o promoción durante un término mayor de tres meses, así sea con el fin de pedir que se dicte el laudo”.

El personal del Tribunal responde a quienes acuden que la ley permite a la instancia poner fin a estos temas, cuando han pasado varios años de litigio.

En corto, trabajadores del organismo dicen que fue una indicación de Sindicatura, para resolver el rezago de juicios laborales de hace una década, y esa medida aplicó a 250 casos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.