• Regístrate
Estás leyendo: La consultoría a través del tiempo
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 10:56 Hoy

El Santo Grial

La consultoría a través del tiempo

Iván Lavín

Publicidad
Publicidad

Considerando la necesidad y la urgencia cada vez más imperante de conocer el ámbito de la consultoría será importante conocer los antecedentes de este tema tan actual y que cada vez más empresas buscan y “encuentran”.

Algunos documentos revelan que el primer trabajo de consultoría se realizó en 1870. Charles T. Sampson fue contratado en un incipiente Estados Unidos para reorganizar el trabajo de los operarios chinos de una fábrica de zapatos.

Sin embargo formalmente la consultoría surge al nacer la Revolución Industrial. Es durante el siglo XIX, en el auge de la Revolución Industrial, que se inicia la organización científica del trabajo. “Taylor, Gilbreth, Gantt, y Emerson” son considerados los pioneros de la organización científica del trabajo, dando empuje a la consultoría, como consecuencia de la necesidad de las empresas en eficientar los procesos productivos en las empresas (hacer más piezas con la menor cantidad de recursos).

Un estudio realizado por Frederick W. Taylor (Filadelfia, EUA 1856-1915), trató de resolver los problemas de eficiencia en los métodos de trabajo utilizados en las líneas de producción de los patios de acarreo de la Bethelem Steel Company, dando así inicio a lo que sería conocida como la administración científica.

Otro pionero de la consultoría Frank Bunker Gilbreth (1868-1972) a través de su estudio de tiempos y movimientos ayudó a los trabajadores a emplear su capacidad de producción, volviendo eficientes los movimientos en la producción.

Con el auge de la economía y creciente desarrollo económico de países como Estados Unidos de América y países de Europa las empresas poco a poco fueron desarrollando sus propios departamentos de proyectos con sueldos muy atractivos, la evolución fue lógica y natural, pues era mejor tener personal desarrollando mejoras continuas en las empresas, aunque el costo de salarios fuera onerosa a la larga. Era muy difícil que un solo consultor o asesor pudiera desarrollar en una sola empresa mejoras continuas durante mucho tiempo.

Tras el jueves negro de octubre de 1929 las corporaciones que no quebraron se deshacen de gran parte de su oneroso talento y entran en un período de reducción de operaciones que durará hasta el inicio de la II Guerra Mundial. Estos empleados con grandes dotes, experiencias y salarios se dieron a la tarea abrir sus empresas de consultoría y de manera directa, enfrentan en clara competencia a firmas de consultoría establecidas como Price Waterhouse o McKinsey, entre otras.

En 1960, surgen los grandes despachos de consultoría administrativa, los administradores empiezan a tomar un papel determinante para la prestación de los servicios de consultoría, esto se debió a que dichas empresas no tenían la capacidad para satisfacer las necesidades de las organizaciones cliente.

A inicios de 1975 Se empezó a definir el campo de acción con el que cada profesión contribuiría a las empresas, por lo cual comenzaron a surgir diversas firmas multidisciplinarias que abarcan de manera excelente los distintos problemas que se presentaron en las empresas.

Las empresas de consultoría hoy en día abarcan un número considerable de servicios que ofertan a las empresas, desde las funciones de dirección hasta el manejo de personal. Por lo anterior el empresario puede pedirles que resuelvan casi cualquier tipo de problema que exista en su organización ya sea grande, mediana, pequeña o microempresa, el secreto está que pueda elegir la mejor opción en cuantos estos sencillos parámetros: Experiencia previa, Referencias, Rápida identificación de problemas, Propone soluciones rápidas y sencillas, Empatía y sobre todo Buen Comunicador.



laving77@hotmail.com /Twitter: @liclavin/www.ivanlavin.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.