• Regístrate
Estás leyendo: Consultoría ¿Gasto o Inversión? II
Comparte esta noticia

El Santo Grial

Consultoría ¿Gasto o Inversión? II

Iván Lavín

Publicidad
Publicidad

El mejor indicador o señal de que es necesario la contratación de un consultor es cuando el empresario siente ese “cosquilleo” en el estomago de que no está siendo productivo, es decir que no esta logrando o alcanzando sus metas en el tiempo o los tiempos establecidos por el empresario.

La contratación del consultor es una labor que requiere atención y cuidado, ya que como en cualquier “casa”, le facilitarás el paso a un “desconocido” que hará una intervención en tu organización y posteriormente presentará e incluso implementará mejoras en pro del incremento de la productividad, las ventas o la rentabilidad de tu empresa.

Dando continuidad a la parte Dos de este tema abordado la semana pasada es conveniente considerar estos puntos a la hora de dar contratar un consultor profesional:

No escatimes, contrata a los mejores:

Las firmas de consultoría grandes y de renombre, dan la impresión de ser inalcanzables y caras, sin embargo, si bien es cierto en parte los honorarios de estas firmas de talla mundial son altos, siempre es bueno tenerlos como referencia y ¿Por qué no?, intentar negociar con ellos una mejora en precio por hora o proyecto.

Las firmas pequeñas, tienen la ventaja de ser locales muchas de ellas, y que, al ser su operación más “ligera”, pueden colaborarte en hacer una intervención a un precio más accesible, sin embargo, es importante considerar que “caro” no es significado de “bueno” ni “barato” de “chafa”, evalúa el perfil de la firma o consultor mediante una entrevista y analizando su currículo y preguntando entre colegas empresarios, el desempeño o logros con ellos.

También es cierto que pequeñas firmas pueden ser, de hecho, excelentes asesores que tienen una amplia experiencia y seriedad en su práctica. Estas consultoras pueden ser para ciertos asuntos una buena opción por su agilidad de respuesta e involucramiento en las necesidades reales de un cliente.

Lo que debes de evaluar siempre antes de contratar es la asequibilidad, es decir que la calidad ofrecida por el ofertante esté al alcance de tu presupuesto, en pocas palabras analiza si la relación calidad-precio es la conveniente para que en el proyecto de consultoría haya un retorno de la inversión con un valor.


laving77@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.