• Regístrate
Estás leyendo: Vivir de las apariencias
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 14:48 Hoy

Espíritu empresarial

Vivir de las apariencias

Israel Moreno

Publicidad
Publicidad

Por qué varios viven de la apariencia?, ¿por qué las familias con problemas entre sus miembros se muestran unidos y sonrientes ante los demás?, ¿por qué la pareja con pruebas de infidelidad y maltrato entre ellos, unen sus manos en reuniones sociales?

¿Por qué los políticos que han demostrado su incompetencia en el manejo de recursos públicos y hasta se conocen sus corruptelas, buscan ocupar otro cargo con base en “campañas”donde muestran una imagen que el mismo pueblo sabe que no son?, ¿por qué en las redes sociales damos una cara que realmente no somos?

Este tema lo considero importante, ya que a pesar de ser una característica del ser humano promedio, también tiene aplicación en el ámbito empresarial. Sin profundizar mucho en aspectos psicológicos de las causas del por qué vivir de las apariencias, podemos comentar las implicaciones que en las organizaciones conlleva dicho fenómeno.

La imagen pública, materia en la carrera de Administración, es importante para todo negocio, deportista, iglesia, partido político, artista o sindicato, pues de ella depende lo que la organización pretende y por supuesto, las ventas. ¿Qué hacen las empresas para limpiar su imagen? Participan en actos de caridad que sean públicos, patrocinan determinado evento social, cultural o deportivo o crean una asociación denominada “Fundación” y se le agrega el nombre de dicho negocio.

Grupo Higa, el cantante Luis Miguel, British Petroleum y Walmart han sido señalados por actos inadecuados, de abuso y hasta negligencia; deberían mejorar su imagen.

¿En su empresa cómo se manejan los conflictos, los problemas y las situaciones inadecuadas? Cuando ocurren actos de corrupción, ilegales o contra la moral, escándalos por discriminación o acoso, ¿procede conforme marcan las leyes correspondientes?

¿Por qué vivir de la apariencia? Puede ser que se dé por hipocresía, por conveniencia, por respeto a los demás o por dar una imagen distinta de la realidad.

Como administrador entiendo que la prudencia y la discreción son valores que prevalecen en la filosofía de las organizaciones; pero que la empresa se ciegue y no quiera ver o reconocer las situaciones inadecuadas o ilegales que viven, eso es estar en la mentira, no tener principio de realidad y pretender vivir de las apariencias.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.