• Regístrate
Estás leyendo: Vende caro tu amor, aventurera
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 05:42 Hoy

Espíritu empresarial

Vende caro tu amor, aventurera

Israel Moreno

Publicidad
Publicidad

Para los melómanos de antaño, el título de este artículo es el comienzo de una melodía de Agustín Lara, y aconseja en su lírica que la meretriz a la que le escribe haga un análisis referente a sus sueños de mujer frustrados, valore la vida difícil de la mujer fácil y que tase su cuerpo lo que pesa en oro, ya que al final de cuentas, el sexo es un servicio que se comercia desde siempre.

Las empresas venden sus productos y si estos son de calidad, es porque hicieron un estudio de mercado y diseñaron el bien o servicio que el mercado meta necesita o quiere; y tuvieron además la información precisa de que ese grupo de personas al que se dirigen sí puede pagar el precio alto.

El aspecto de los costos sería otra cosa, ya que el dinero que el negocio eroga en fabricar el producto debe ser inferior al precio de venta, para con esa diferencia obtener las utilidades esperadas para reinvertir y producir más; a esto, Marx le llamó plusvalía.

El consejo para las empresas y para las personas físicas que venden sus servicios profesionales -doctor, administrador o psicólogo- es el mismo que Agustín le hace a la hetaira en cuestión: Vende caro.

Si el producto vale la pena, si el servicio es único, exclusivo y supera las expectativas del consumidor, puedes asignar el precio que desees, y así le das ese halo de sofisticación, elegancia y buen gusto que tu mercado meta busca y te paga.

Como ejemplo de estos servicios o productos puedo citar algunos conciertos de los llamados Rock Star: Madonna o Paul McCartney, o espectáculos como la obra de teatro de El Rey León y el Cirque du Soleil.

La administración, como vemos, aparece por todos lados, y de donde menos pensamos emergen los consejos técnicos hacia las empresas para que sean más eficientes y rentables.

¿El Flaco de Oro, era acaso un asesor financiero en el mundo de las golfas? No; pero tiene sentido común lo que escribe: “aquel que de tus labios la miel quiera, que pague con brillantes tu pecado”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.