• Regístrate
Estás leyendo: Formación básica: Elemental
Comparte esta noticia

Espíritu empresarial

Formación básica: Elemental

Israel Moreno

Publicidad
Publicidad

En los últimos días las redes sociales, sus respectivos memes, así como las pláticas de café, se han regodeado con la clase política por el error de las 40 o 50 décadas de la fecha de inauguración del Instituto Politécnico Nacional.

Independientemente de la pifia de confundir una década (y ni siquiera ese dato está correcto: dicho Instituto se inauguró hace 82 años), aunada a una larga lista de equivocaciones de políticos en cuanto a lugares, fechas, capitales de estados de la República y balbuceos en la lectura y habla, lamentablemente es un reflejo de la carencia de conocimientos básicos que cualquier educación elemental debe cubrir.

Al ser la clase política parte de la sociedad, en ella se ven esas fallas en los conocimientos que en la primaria debimos obtener y más si algunos de ellos recibieron educación en colegios particulares.

Muletillas en el lenguaje como “pérame” o el error en el uso de las palabras como: “nombre, unos genios”, “volvido” o “resolvido”, así como la muy célebre palabra de “ler” en lugar de leer… ¡que profirió el secretario de Educación del país!, son ejemplos vivos de esa falta de preparación elemental; ya ni se diga del manejo de las matemáticas, la historia, la ortografía o conceptos elementales como economía y finanzas.

La crítica en esta ocasión es para los políticos que pretenden gobernarnos, pero que no sobresalen por su preparación académica, ya que pueden tener títulos profesionales, de Maestría o hasta estudiar un doctorado, pero eso no garantiza que hagan uso de la educación básica.

¿Y por qué se hace esta severa acotación? Porque como en las empresas, para poder sobresalir como ciudad, estado o nación, las personas mejor preparadas son las que deberán ocupar los cargos públicos, ya que su presencia y ejemplo, arrastran a sus subordinados y por ende, al pueblo que dicen querer servir.

Si como político no te interesan esos “mínimos detalles”, pues atente al escarnio y a la pena ajena por tu incompetencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.