• Regístrate
Estás leyendo: Una ley, ¿para qué?
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 17:05 Hoy

De medios y otros demonios

Una ley, ¿para qué?

Israel Martínez

Publicidad
Publicidad

Corrían los últimos días de 2012 cuando el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, presentó a la Legislatura mexiquense una iniciativa de ley bajo el nombre de "Ley para la Protección Integral del Ejercicio Periodístico del Estado de México" como otras, acción que buscó el reflector a través de copiar las acciones del Ejecutivo Federal.

El 25 de junio de 2012 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el gobierno mexiquense, en reflejo, presentó una propuesta propia en la Cámara de Diputados local que dejó en evidencia el proceso "al vapor" que representó su armado.

La Legislatura LVIII recibió la propuesta del gobernador pero heredó la discusión a sus sucesores quienes tomaron conocimiento de que la iniciativa se encontraba en la lista de pendientes del Legislativo aunque no pasó de esa toma de nota.

Es hasta estos días que el tema vuelve a ser objeto de discusión sin que, aparentemente, la iniciativa tenga visos de ser retomada en serio por los diputados quienes no ven mal que el tema pueda ser abordado por los candidatos de sus respectivos partidos para el próximo proceso electoral.

Incluso en la entidad mexiquense existían, al menos, otras dos propuestas que, al igual que la presentada por el gobernador mexiquense, se quedaron en la congeladora del Poder Legislativo listas para ser usadas en caso de necesitarse.

Tristemente, en estas propuestas pareciera más que se intentaran regular las dádivas del gobierno a los periodistas y medios que el garantizar que el ejercicio periodístico se puede realizar libremente en la entidad.

La discusión se ha postergado por tres años y medio y, aunque se acerca un foro para debatir la propuesta de ley (aparentemente solo la propuesta del gobernador), sigue siendo ambiguo el alcance de la discusión dado que no queda claro exactamente qué de la ley se discutirá.

La pregunta central, nodal, en este caso es ¿para qué una ley de protección del ejercicio periodístico? ¿El Edomex necesita proteger esta actividad? ¿De quién necesita ser protegida y por qué? ¿Es necesaria una ley que regule la actividad?

Legislar en materia de periodismo no es sencillo, si bien una ley no cambia lo que el periodismo es y será en su esencia, sí afecta a los mecanismos, formas, alcances y acciones sociales relacionados con esta actividad.

Hacer una ley no significa que algo cambie o, siquiera, que mejore en algún sentido; simplemente determina lo que para los ojos del Estado debe ser entendido por esta actividad; el riesgo, como en cada ley nueva, es caer en sobrerregulación y simulación a través de las cuales las leyes se vuelvan restrictivas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.