• Regístrate
Estás leyendo: Otra elección sin propuesta
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 00:59 Hoy

De medios y otros demonios

Otra elección sin propuesta

Israel Martínez

Publicidad
Publicidad

La esperanza ha muerto. Si en algún momento alguien llegó a pensar que al menos un partido estatal tendría la sensatez de escuchar a la gente con miras al venidero proceso para elegir gobernador, se ha equivocado rotunda y dolorosamente.

La conformación de la alianza del PRI y sus satélites (PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social) así como el anuncio de que el PRD y PT irán en conjunto buscando sumar a Movimiento Ciudadano y Morena (esta última opción es prácticamente imposible) demuestra que los minipartidos siguen siendo solo un negocio de sus dirigencias al servicio de los más grandes.

¿De qué sirve tener partidos políticos que no significan una propuesta por sí mismos para la ciudadanía? ¿Vale la pena seguir manteniendo a estos partidos con dinero público si, en realidad, no significan absolutamente nada para la tambaleante democracia mexicana?

Los panistas mexiquenses, fieles a su costumbre, nada más no terminan por encontrar puntos de acuerdo; amenazan con llegar divididos y sin aliados a una contienda que los pondrá a pelear pero por el tercer lugar de las preferencias.

En Morena el anuncio de lo que dijo el dedito de López Obrador no sorprende, al ex jefe capitalino no le interesa la gubernatura del Edomex en 2017 sino la Presidencia de la República en 2018 y no se puede arriesgar a perder preferencias ante la posibilidad de ganar la entidad y demostrar, en un año, que su partido no es una oferta de nada diferente a lo que ya tenemos.

En el PRI todo quedará definido en esta semana, si bien muchas veladoras siguen encendidas todo se restringe a tres opciones realmente viables: Alfredo del Mazo por el Presidente (suena el rumor de que el acuerdo de hace seis años sigue vigente), Ana Lilia Herrera como la carta del gobernador y Carlos Iriarte como el Plan B si no se llega a un acuerdo entre los dos anteriores.

En el PRD todo pintaba para que Juan "El Barrendero" Zepeda no tuviera mayor problema en ser el abanderado pero parece atravesársele Óscar "El Todas Mías" González quien busca secuestrar (además de la entrada de su fraccionamiento) un segundo partido para negociar más prebendas.

Los "independientes" son una broma: piden ajustes en las reglas porque ellos no pueden cumplirlas o son los lobos de siempre tratando de cubrirse con una piel de oveja.

Así que después de tanta marcha, manifestación, memes, quejas en redes sociales, insultos, jitomatazos y demás parafernalia circense de protesta todo queda en una elección que promete lo mismo de siempre: una lucha vacía por el poder sin propuesta real para la ciudadanía y nada más.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.