• Regístrate
Estás leyendo: EPN y su minuto
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 16:28 Hoy

De medios y otros demonios

EPN y su minuto

Israel Martínez

Publicidad
Publicidad

Este viernes pudimos descubrir al peor enemigo del Presidente en las redes sociales, después del video de "1 minuto con EPN" con Enrique Peña platicando sobre su afición a correr ya no hay duda: es la gente que lleva sus redes.

El video es un completo fracaso de storytelling, aparentemente la idea era mostrar a un Peña Nieto más humano con aficiones, gustos y problemas como los de cualquier persona; sin embargo no es así.

La imagen presidencial que se observa en el video es elitista, la musicalización es propia de un programa de cocina o algo similar; se ve al Presidente en ropa deportiva corriendo sobre una caminadora eléctrica e intentando hablar al mismo tiempo. Las primeras palabras del mandatario son inentendibles.

Sesudas e interesantísimas preguntas van llevando la línea discursiva, cosas como "¿Alguna reflexión cundo corre?" y, como dice la máxima "A preguntas tontas..." no hay manera de salir bien librado y se corrobora con un "de todo" por parte del personaje.

Después otra pregunta para evidenciar que el Presidente no sabe escuchar o no entiende cómo responder; a "¿Cómo se alimenta después del ejercicio?" el Presidente responde con su rutina alimenticia de todo el día: "Desayuno ligero, como muy bien, ceno... muy ligero".

Por último, para terminar de poner en evidencia al mandatario, "¿Qué recomienda a la gente para mantenerse en forma?" una aparente pregunta inofensiva a la que Peña Nieto le suelta un: "no es fácil, te digo que ME DA FLOJERA [las mayúsculas son recurso del autor de este espacio para destacar el absurdo] los años que yo llevo" y luego trata de componer diciendo que prefiere caminar.

En el conjunto vemos, otra vez, a un Presidente lejano a la figura del mexicano promedio, no todos en este país pueden tener un aparato para correr en casa y menos al lado de uno para escalar más otros tantos artefactos para hacer ejercicio.

Vemos a un Peña Nieto al que lo amable se le da natural, porque eso lo tenía desde que estaba en el Estado de México, pero que no se ve como el político que todos esperaríamos que fuera el mandatario de un país, sino más cercana a la figura que se le construye a un actor de telenovelas.

De quién fue la brillante idea, no lo sabemos, pero seguramente ni al más perverso administrador de redes de López Obrador se le hubiera ocurrido exhibirlo de esa forma.

Las redes sociales son, también, medios de comunicación; como tales, deben llevar un contenido, una historia, un algo qué decir y eso es precisamente lo que la comunicación presidencial no ha logrado hacer desde 2012.

Por el tamaño del error podríamos resumir que se trata de "una raya más al tigre" que, de tantas, ya parece pantera negra; y de los "Pokeconsejos" del gobernador Eruviel Ávila, ya mejor ni hablamos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.