• Regístrate
Estás leyendo: 2017 ya está aquí
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 05:10 Hoy

De medios y otros demonios

2017 ya está aquí

Israel Martínez

Publicidad
Publicidad

La contienda político electoral del Estado de México ya comenzó, al menos de manera informal, algunos aspirantes priistas dejan ver que su corazón está puesto en 2017.

La primera, y hasta el momento única, en levantar abiertamente la mano es Carolina Monroy del Mazo en la ceremonia de la Erección del Estado de México hace poco más de un mes.

La diputada no solo reconoció aspirar a la gubernatura sino que lanzó un anzuelo para ver si algún otro aspirante a ese cargo se destapaba al declarar que aquellos que quieren pero lo nieguen "estarán mintiendo". Ningún "pez" cayó en su trampa.

Lo cierto es que la declaración de la también secretaria general del PRI a nivel nacional pareciera haber sido tomada como un banderazo de salida para que los suspirantes inicien sus estrategias de posicionamiento.

El más notorio en ese sentido es su primo, Alfredo del Mazo Maza, quien desde sus redes sociales busca ganarse una imagen de cercanía con la entidad y sobre todo con la gente, uno de los "peros" que le pusieron en la elección anterior.

Incluso promociona en las redes sociales mensajes pagados en los que habla sobre los distintos lugares del estado e incluso ha tocado base ya con los zapateros de San Mateo Atenco a quienes llevó a una exposición en San Lázaro.

Con perfiles más bajos se encuentran Carlos Iriarte, Ana Lilia Herrera y Alfonso Navarrete, quienes si bien no pueden dar se por descartados están dentro del esquema que los ha llevado hasta donde permanecen: esperar la línea institucional y seguirla a rajatabla.

Diferente es el caso de José Manzur quien si bien siempre ha sido institucional en su manejo, también ocasionalmente da muestras de un manejo individual en su beneficio político personal y quien podría estar dejando seguir el "juego de las nominaciones" en la búsqueda de una negociación futura.

Los recientes cambios en la gubernatura también deben ser considerados como parte de alguna de las estrategias que ya están fraguando con miras a 2017 aunque no sea muy claro quién está detrás.

Mover a Raúl Vargas a la Secretaría del Medio Ambiente es más una "salida digna" para quien siempre ha sido leal al gobernador, dejando un área estratégica en manos de Alejandro Echegaray, un espacio de operación para un egresado del ITAM.

Pese a todo (y a todos), más allá de las especulaciones, la decisión saldrá de un solo lugar: Los Pinos. Ahí hay un priista y, más aún, un priista mexiquense; quien tendrá la última palabra de la sucesión en la entidad.

Por ello no descarten un aspirante más, tan cercano a él, que incluso le consideran carta de otra baraja, que lo ha descalificado de la elección estatal pero que podría ser la gran pero muy lógica sorpresa. 2017 ya llegó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.