• Regístrate
Estás leyendo: Thomas Griesa, un juez "buitre" para fondos de rapiña
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 11:23 Hoy

Daños colaterales

Thomas Griesa, un juez "buitre" para fondos de rapiña

Irene Selser

Publicidad
Publicidad

Ante el Senado de la provincia de Buenos Aires, el ex juez español Baltasar Garzón (1955) —expulsado de la carrera judicial en 2012 por intentar procurar justicia contra el poder político y los crímenes de la aún intocable ex dictadura franquista—, calificó de “repugnante” que los fondos especulativos o holdouts (fondos buitre, como los llaman en Argentina), “algunos en manos de personas allegadas a candidatos a la presidencia de Estados Unidos, tengan el amparo de los jueces y que no sean éstos quienes investiguen esos fondos, que en gran medida están detrás de todas las ruinas que se están viviendo en muchos países”.

Sus palabras, pronunciadas en noviembre de 2012, atacan la voracidad de las corporaciones económicas a propósito de la Fragata Libertad, el buque escuela de la Armada argentina confiscado en Ghana por dichos fondos, frente a los cuales “hay elementos para una investigación” judicial.

“Me producen asco situaciones como las que ahora acontecen en Ghana. La fragata es parte del territorio argentino y no se puede embargar”, dijo Garzón, quien desde 1988 investigó graves delitos cometidos en España y otros países como fue el caso del ex dictador chileno Augusto Pinochet y del ex represor argentino Ricardo Cavallo, detenido en México y extraditado a España.

“Que nadie se equivoque. Nadie está por encima de la ley, mucho menos las corporaciones económicas”, recordó Garzón, y explicó que los holdouts “agrupan iniciativas dirigidas a bloquear a países en recuperación, (…) se aprovechan que se constituyeron en momentos de debilidad, (si bien) todas las entidades que cotizan en la Bolsa de Nueva York pueden ser demandadas ante su jurisdicción ordinaria cuando desarrollan actividades que atacan a derechos humanos o que quebrantan la normativa del país donde actúan”.

Sus palabras vuelven a hacer eco, cuando el gobierno argentino tiene prevista para hoy en Nueva York una reunión con el mediador que el juez buitre Thomas Griesa nombró para el caso de los holdouts; un juez parcializado a favor de esos intereses, como reclamó el viernes el jefe del gabinete argentino, Jorge Capitanich, ante la maniobra de Griesa de entorpecer el pago de vencimientos de deuda soberana del país por 900 mdd; operaciones a las que se plegó casi 93% de sus acreedores, aunque Griesa privilegió los intereses de 7% restante que exigen mil 330 mdd cash, o sea un tercio de las reservas del país (39 mil mdd).

En pasado 3 de julio, Garzón abundó sobre el fallo de Griesa: “Los crímenes económicos y financieros pueden ser crímenes de lesa humanidad, cuando los perjudicados resulten ser millones de personas, por operaciones económicas financieras que se salen de la legalidad y que afectan a esos intereses”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.