• Regístrate
Estás leyendo: Mayo caliente
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 01:50 Hoy

Daños colaterales

Mayo caliente

Irene Selser

Publicidad
Publicidad

A solo tres semanas de las elecciones anticipadas en Ucrania, previstas para el 25 de mayo, el convulsionado y vasto país eslavo de casi 46 millones de habitantes y 603.628 km² parece encaminarse hacia el despeñadero, enfrentado a dos escenarios: 1) mantenerse, con el apoyo de Europa, como un Estado unitario aunque muy fragilizado; o 2) federalizarse y garantizar a través de una reforma constitucional a fondo —como abogan Rusia y los sectores pro rusos— los intereses de todas las regiones del país, donde se consagre el “lugar especial del idioma ruso” y se preserve la permanencia de Ucrania fuera de bloques militares, en primer lugar de la OTAN.

Para el presidente interino Olexander Turchínov, solo unas elecciones “transparentes” podrán legitimar al nuevo gobierno que surja de las urnas el día 25, cuando Turchínov pretende realizar además un referendo sobre unidad, integridad territorial y descentralización del poder.

No está claro si esta “descentralización” es igual a la “federalización”, con más de media docena de regiones que tendrían un régimen autonómico en lo económico y político, como pretenden los separatistas del Este y el Sur de Ucrania, y que según ellos sería el único escenario posible para evitar la catástrofe de un desmembramiento.

Por lo pronto, el 9 de mayo Vladimir Putin estará y hablará en Crimea con motivo del 69 aniversario de la derrota de la Alemania nazi y el fin de la Segunda Guerra Mundial, y el día 11 los habitantes de la pro rusa y pujante provincia oriental de Donetsk dirán ante dos mil 279 colegios electorales sí o no a la proclamación de su “independencia estatal”, en un referendo pro federalización al estilo del de Crimea y que podría servir de modelo a otras regiones rebeldes.

El crédito por 17 mil millones de dólares aprobado ayer por el FMI para salvar de la quiebra a Ucrania es solo un oxígeno al nuevo gobierno, cuando 23 candidatos compiten al poder, entre ellos el favorito, el multimillonario empresario y diputado Piotr Poroshenko, a quien los sondeos le dan sin embargo 48.4% en la intención del voto, lo que no le alcanza para vencer en la primera vuelta.

Como sea, el préstamo del FMI está condicionado como siempre a severas medidas de austeridad, entre ellas una irónica alza de 50 por ciento en el precio del gas, que terminará resultando más caro que el que suministraba Rusia y que motivó, entre otras causas, la caída de Yanukóvich, la cual a su vez derivó en la secesión de Crimea...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.