• Regístrate
Estás leyendo: Defensa del planeta, otro gol del Papa
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 06:31 Hoy

Daños colaterales

Defensa del planeta, otro gol del Papa

Irene Selser

Publicidad
Publicidad

El papa jesuita Francisco, ex cardenal Jorge Bergoglio (78), quien asumió hace dos años su pontificado en medio de fuertes críticas por sus presuntos vínculos con la última dictadura argentina (1976-83), sigue sorprendiendo, sin embargo, con su prédica y acción en el sentido de la Historia. Lo hizo en julio de 2013 en Brasil con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, donde impensablemente llamó a los católicos a salir a las calles a “hacer lío”, a “ser revolucionarios que vayan contracorriente”, además de criticar a su Iglesia por “haberse olvidado de la sencillez”, ser “autorreferencial, demasiado fría” y ser casi una “reliquia del pasado”. También criticó a los políticos corruptos, habló de la exigencia de una “rehabilitación de la política” y, en una postura mucho más conciliadora, defendió el derecho de los homosexuales a ser integrados en la sociedad, incluso en el clero.

Esta actualización de la Iglesia con una concepción más universal de la fe y una agenda centrada en los verdaderos problemas mundanos, junto a un estilo directo y dinámico según la urgencia de lo que realmente importa, volvió a expresarse en las gestiones secretas del Papa en favor de un diálogo EU-Cuba, que se vio coronado con éxito en diciembre pasado cuando Barack Obama y Raúl Castro anunciaron su acercamiento. El Papa prestó incluso las oficinas del Vaticano para los encuentros bilaterales, según la premisa del ex arzobispo de Buenos Aires, de línea conservadora popular como él mismo se define, de que “ya es hora” de que EU “tenga un nuevo enfoque sobre Cuba”, como el mismo Francisco le dijo a Obama.

Ahora el ex cardenal Bergoglio vuelve a apostar fuerte con su encíclica Laudato si (“Alabado seas”), dedicada a defender la supervivencia del planeta, amenazado, dice, por “la acción del hombre”, con lo cual da su apoyo a la comunidad científica en su diatriba con las grandes corporaciones de la energía que no asumen su responsabilidad por los estragos en el medio ambiente que deja la explotación petrolera. Ante ello, Francisco pide una “valiente revolución cultural” para salvar el ecosistema.

El Papa va defender su encíclica en septiembre próximo ante el Congreso de EU, dominado por los republicanos, quienes ya reaccionaron contra el documento y la campaña que pretende impulsar Francisco para que los líderes mundiales firmen en diciembre, en París, un acuerdo de gran alcance sobre el clima que los comprometa a promulgar estrictas leyes, a fin de reducir las emisiones de efecto invernadero, que alienta y reproduce, dice el Papa, un modelo de “desarrollo” depredador.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.