• Regístrate
Estás leyendo: La edad biológica es la que cuenta
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 21:02 Hoy

Consultorio del deportista

La edad biológica es la que cuenta

Ignacio Cardona

Publicidad
Publicidad

Es frecuente que escuchemos el comentario “me siento más joven de lo que soy” o “aparentas menos o más edad de la que tienes”. La edad cronológica no es igual a la biológica. ¿Qué importancia tiene el conocer y aceptar nuestra edad biológica?

El acta de nacimiento nos da la edad cronológica, los años que hemos vivido. La edad biológica es la edad que tienen los órganos que forman los sistemas que hacen funcionar nuestro organismo. Las células y tejidos de nuestro cuerpo en relación a sistemas, tejidos y células “normales”. Es decir, comparando la funcionalidad y eficiencia de éstos en relación a la normalidad (estadísticamente hablando). Esto hace que la edad biológica no sea igual a la edad real.

Según la Conapo, para 2050 habrá 150 millones 837 mil 517 mexicanos y la esperanza de vida promedio será de 79.42 años; ésta, que actualmente es de 77.4 años para las mujeres y 71.7 para los hombres, aumentará a 81.6 y 77.3 años, respectivamente. Estas predicciones nos obligan a pensar seriamente en la importancia que debemos darle a la edad biológica que tenemos y como mantenerla sana para mantener esas expectativas de vida.

Para llegar esa edad cronológica con salud puede ser posible si se adoptan buenos hábitos de vida desde la infancia, lo que no permite el que la edad biológica no corra más rápido, como se dice, para que no nos corran sin aceite. Estas son algunas recomendaciones clave para vivir con salud.

1. ¡Muévete! Muchos estudios muestran que el ejercicio alarga y mejora la calidad de vida. Las personas que hacen un mínimo de 15 minutos de ejercicio al día viven una media de tres años más. Haz un poco más. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hacer aproximadamente unos 21 minutos de ejercicio diario (2.5 horas a la semana).

2. Aliméntate bien. Una alimentación con muchas verduras, frutas, cereales, aceite de oliva y pescados repercute positivamente en tu salud: la probabilidad de sobrepeso, de altos niveles de glucosa en sangre y de hipertensión arterial disminuye y, de esta forma, se minimiza el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes.

3. Duerme bien. Si duermes demasiado, reduces tu esperanza de vida. Dormir poco de forma prolongada también puede ser perjudicial para tu salud. Los expertos recomiendan dormir de 6 a 8 horas diarias.

4. Bebe con moderación y deja de fumar.

5. Protege tu ADN. Cuanto más viejos nos hacemos, más divisiones celulares han vivido nuestras células Puedes proteger tus genes evitando los radicales libres (estos se crean fumando, con el estrés o con las radiaciones UV). De esta manera envejecerás más lentamente a nivel celular

6. Ten buenos amigos y cuídalos. Los estudios muestran que las amistades íntimas tienen el efecto de prolongar la vida, incluso más que los lazos estrechos con familiares.

7. Di sí a la siesta. Quienes se echan una pequeña siesta al menos tres veces a la semana reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 37%, según un estudio griego.

8. Sé más espiritual. Según un estudio estadounidense, las personas que participan regularmente en actividades religiosas o espirituales viven más que las que nunca lo hacen.

9. Mejora tu manejo del estrés. A largo plazo, el estrés es perjudicial para la salud: aumenta el riesgo de hipertensión arterial, de arteriosclerosis y de infarto de miocardio.

10. Dale un sentido a tu vida. Las personas que siguen teniendo aficiones y ocupaciones divertidas que significan algo para ellas viven más años. Encuentra tu hobby y disfruta de él siempre que puedas.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.