• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 20:45 Hoy

El hombro del lanzador

Publicidad
Publicidad

Las lesiones en el hombro por lanzamiento no son limitadas a la práctica de beisbol, sino que se presentan en cualquier actividad que implique el lanzar con fuerza cualquier objeto.

A diferencia del hombro del nadador, en el cual el daño se da principalmente por pinzamiento de tendones y tejidos blandos entre las prominencias óseas de los huesos del hombro, en el lanzamiento, la mecánica de la lesión es más compleja. Tomando el modelo de lanzamiento del pitcher en beisbol, el lanzamiento de la bola consta de 5 fases: 1) El wind?up (enrollado) arranca con el movimiento inicial del pitcher al juntar sus manos, separar el brazo y finalmente concluye cuando la bola queda en la mano dominante. (2) “Early cocking” (inclinación temprana) inicia cuando las manos se separan, se abduce y rota externamente el hombro, y finaliza cuando el pie delantero se apoya en el piso. (3) “Late?cocking” (inclinación tardía) inicia cuando el pie delantero se apoya en el piso y el hombro se rota externamente en forma máxima. (4) “Aceleración” inicia cuando la bola se mueve al frente, se realiza separación horizontal y rotación interna del hombro, para concluir cuando la bola es arrojada. La última, (5) “Desaceleración”. Inicia al liberar la bola y concluye al detener el movimiento de lanzamiento. Las últimas 3 fases son las que tienen un mayor riesgo de lesión. Las lesiones más frecuentes son: Manguito rotador. Las lesiones en esta estructura tendinosa varían desde formas leves de tendonitis y bursitis por pinzamiento hasta desgarros tendinosos completos. Habitualmente se originan por el sobreuso y/o inestabilidad articular. Los signos más frecuentes son dolor con o sin incapacidad para elevar el brazo lateralmente haciéndolo llegar a los 90° o más. Desgarro del Labrum Glenoideo, (rodete cartilaginoso que sirve de inserción de la cápsula articular), el cual se ocasiona por micro traumatismos ante lanzamientos repetitivos, mala ejecución de los movimientos, fatiga o debilidad de la musculatura anterior del hombro. Se presenta dolor en la fase de aceleración del lanzamiento. Pueden presentarse por traumatismos, inestabilidad, cambios en la mecánica del lanzamiento y en el tipo de entrenamiento. También se refieren chasquidos dolorosos, movimiento con dolor por arriba del hombro. Calcificaciones. Hallazgo propio de los lanzadores. Frecuentemente está asociada a lesiones del manguito rotador o a inestabilidad del hombro.

La mecánica del lanzamiento involucra otros segmentos corporales. Otras lesiones por lanzamiento se dan en el codo ya que esta articulación es la bisagra entre el hombro y la mano. Osteocondritis. Afecta el cóndilo humeral. Su causa es el estrés repetitivo en valgo de la articulación radio humeral. Como síntomas se presenta dolor en el codo al lanzar, posiblemente chasquidos y bloqueos al movimiento. Inestabilidad por lesión del Ligamento colateral Cubital. Originado por estrés en valgo del codo, puede condicionar dolor. Neuritis Cubital. Resultado de un trauma directo o por irritación por microtrauma repetitivo. Hay dolor en la cara interna del codo y parestesias (adormecimiento, hormigueo o calambres sobre los dedos anular y meñique).

La prevención de estas lesiones se basa en depurar la técnica y limitar el número de lanzamientos, sobretodo en esqueletos inmaduros en los cuales las lesiones de las zonas de crecimiento pueden dejar secuelas para toda la vida.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.