• Regístrate
Estás leyendo: Ejercicio al aire libre en invierno puede ser peligroso
Comparte esta noticia

Consultorio del deportista

Ejercicio al aire libre en invierno puede ser peligroso

Ignacio Cardona

Publicidad
Publicidad

La contaminación del aire ambiente es una realidad y sabemos que se incrementa en esta época del año. Aunque no ha iniciado formalmente el invierno, ya se sienten las temperaturas bajas por las mañanas y noches, lo que obliga a utilizar diversas formas para calentar nuestro micro ambiente, contribuyendo a la contaminación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado, con motivo de la celebración de la primera Conferencia Mundial sobre Contaminación del Aire y Salud , que estos días se celebra en Ginebra (Suiza), de que el 90% de la población respira aire contaminado y que, por esta causa, cada año mueren 7 millones de personas, ya que tiene un efecto equivalente al de fumar tabaco y mucho más alto que el de tomar mucha sal.

“De la contaminación del aire es difícil escapar, porque no importa el área en la que se viva, los contaminantes microscópicos en el aire pueden deslizarse más allá de las defensas de nuestro cuerpo, penetrando profundamente en nuestro sistema respiratorio y circulatorio y dañando nuestros pulmones, corazón y cerebro”, ha alertado la OMS.

Por este motivo, el organismo de Naciones Unidas está realizando diferentes trabajos sobre la contaminación del aire como, por ejemplo, la Plataforma Global sobre Calidad del Aire y Salud, con la cual se pretende detectar con mayor precisión la contaminación del aire proveniente de diferentes fuentes de contaminación. Además, está trabajando para mejorar las estimaciones de la calidad del aire mediante la combinación de datos de varias redes de monitoreo de la calidad del aire, el modelado atmosférico y la detección remota por satélite.

Nos dice que hay dos tipos principales de contaminación del aire: la contaminación del aire ambiente y la contaminación del aire en los hogares, la cual se refiere a la contaminación generada por la combustión de combustibles en los hogares (como carbón, madera o queroseno) que utilizan estufas básicas en espacios poco ventilados.

En este sentido, según datos de la OMS, la contaminación del aire en los hogares mata a cuatro millones de personas al año y tiende a afectar a los países de África y Asia donde se utilizan combustibles y tecnologías contaminantes para cocinar, calentar e iluminar. La población más afectada son las mujeres y los niños porque suelen pasar más tiempo en interiores.

Concretamente, los principales contaminantes son las partículas mezcla de gotitas sólidas y líquidas que surgen principalmente de la combustión de combustible por vehículos; el dióxido de nitrógeno, del tráfico vehicular o de las cocinas de gas en interiores; el dióxido de azufre por la quema de combustibles fósiles; y el ozono a nivel del suelo, causado por la reacción de la luz solar con contaminantes de las emisiones de los vehículos.

Todas las micropartículas con un diámetro de 10 micrones o menos pueden penetrar y alojarse profundamente dentro de los pulmones, las partículas más dañinas son aquellas con un diámetro de unos 2,5 micrones, partículas tan pequeñas que se necesitarían 60 para alcanzar el ancho de un pelo. Todas ellas pueden aumentar el riesgo de patologías cardiacas, respiratorias o cáncer de pulmón. “La contaminación del aire también está vinculada a los cánceres infantiles. Las mujeres embarazadas están expuestas a la contaminación del aire, puede afectar el crecimiento del cerebro fetal. La contaminación del aire también está relacionada con el deterioro cognitivo en niños y adultos”, ha explicado la OMS.

Por todo ello, la OMS está apoyando a los países de diferentes formas. Por ejemplo, la OMS está desarrollando un conjunto de herramientas (el Conjunto de herramientas de soluciones de energía doméstica limpia.

dr.ignaciocardona@gmail.com

Twitter: @icardonam



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.