• Regístrate
Estás leyendo: Sin medallas
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 17:05 Hoy

Peor para la verdad

Sin medallas

Humberto Zurita Eraña

Publicidad
Publicidad

El papel de la delegación mexicana en las Olimpiadas de Rio de Janeiro ha sido fuertemente cuestionado, así como la actuación del titular de la Conade, Alfredo Castillo, quien ante la falta de medallas en las diversas categorías en las que se participó, ha decidido dejar de hacer declaraciones y anunciar que hablara ante el Congreso de la Unión, que desde la Diputación Permanente lo ha mandado llamar a rendir cuentas.

Pero más allá de las culpas y responsabilidades que tenga el ex Procurador del Consumidor y ex Comisionado en Michoacán, tanto por no tener el perfil para dirigir el organismo rector del deporte en nuestro país, es importante señalar la situación por la que atraviesa este sector es resultado de años de malas decisiones y peores administraciones.

Cada cuatro años, cuando las medallas no son ganadas, se repite el mismo rito de acusaciones, sin que se ponga en el centro del debate que el principal problema es la falta de una política pública sólida que impulse y fomente la actividad deportiva, para así poder contar con figuras que de manera permanente estén fortaleciendo las representaciones de México en las diversas pugnas deportivas.

Es un caso similar al del fultbol, en el que la selección siempre termina siendo el blanco de las críticas ante malos resultados, y nunca quienes toman las decisiones son removidos.

Sin una verdadera política pública, a largo plazo y que tenga continuidad más allá de los relevos de gobiernos, seguiremos siempre teniendo resultados similares, en donde verdaderos héroes se imponen y más por orgullo personal logran obtener triunfos, en donde no faltan políticos que quieran sacar provecho.

Esto que pareciera un tema menor, pero cobra mayor relevancia en tiempos de crisis económica y social, en donde además de la molestia social que existe por tantos escándalos de corrupción e impunidad, se gesta un ánimo de linchamiento, de castigo al amiguismo, al oportunismo político. Porque nuevamente, los resultados demuestran que no se puede improvisar a expertos.

El daño social va directo a algo tan sensible como lo es la identidad nacional. Los deportistas son nuestros seleccionados, y nos representan en sus diferentes especialidades, por eso deben de ser apoyados. Sus triunfos y sus derrotas son de todos los mexicanos, por eso, es el momento de replantear la situación del deporte, transparentar las decisiones y terminar con las decisiones cupulares que a todas luces han demostrado ser un fracaso, porque de otro modo, seguiremos cada cuatro años lamentándonos de lo mismo, ¿no cree usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.