• Regístrate
Estás leyendo: Papa Francisco
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 14:06 Hoy

Peor para la verdad

Papa Francisco

Humberto Zurita Eraña

Publicidad
Publicidad

Hoy llega a México el Papa Francisco, en una visita de Estado que ocupa el centro de la agenda nacional, tanto por la importancia política como por la religiosa, toda vez que en nuestro país los creyentes de la fé católica representan casi el 84% de la población.

Si bien es cierto que de 1950 a 2010, de acuerdo a cifras del INEGI, los católicos han disminuido en casi 14 puntos porcentuales, de un 97.84 a un 83.91%, de igual modo se han incrementado otras religiones en diversas regiones del país.

Esta gira del Obispo de Roma toma especial relevancia por el momento que atraviesa el país, que se encuentra en medio de una situación económica compleja, un clima de inseguridad creciente, escándalos de corrupción de todos los colores, además de situaciones como el caso Ayotzinapa y el debate que se ha generado por el grupo de especialistas de la CIDH y los especialistas argentinos, así como el secuestro de jóvenes en el estado de Veracruz.

El carisma del Papa Francisco, que en sus diversas giras por otros países ha cosechado éxitos y reconocimientos, da por sentado que la grey católica mexicana se va a enamorar completamente de él y refrendará su liderazgo.

Su postura valiente, reformadora, autocrítica, llevando con aliento un mensaje de amor y concordia, es una ventana de oportunidad para la Iglesia Católica. Además, su origen latino, su formación jesuita y su discurso progresista, lo ha convertido en un líder que seguirá dando de que hablar, y mucho por dar al mundo.

Esa energía reformadora y autocrítica debe de ser el mejor ejemplo para nuestro país, que se encuentra justo en un momento de muchas definiciones. En nuestra entidad, de cara al proceso electoral que tendrá lugar este año, vale la pena ver el verdadero valor de la congruencia ideológica y ya dejar atrás al oportunismo político y el pragmatismo, que han desdibujado las propuestas partidistas.

Francisco es el mejor ejemplo de congruencia, porque desde su época de Obispo y Arzobispo en Buenos Aires, mantuvo una vida sencilla, alejado de las viviendas suntuosas y los carros de lujo, lo que le ha permitido mantener el pulso de una feligresía que vio durante años muy alejados a sus pastores religiosos, ¿no cree usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.