• Regístrate
Estás leyendo: Incertidumbre en Brasil
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 15:56 Hoy

Incertidumbre en Brasil

Publicidad
Publicidad

Brasil se encuentra inmerso en un escándalo que corrupción que no sólo llevó a la destitución de Dilma Rousseff de la Presidencia, sino que ahora también alcanza a Luiz Inácio Lula da Silva, el reconocido ex presidente brasileño que se alista a una nueva postulación para regresar a la primera magistratura de esa nación sudamericana.

Sin embargo, las investigaciones del llamado “Lava Jato” (lava autos), que ha llevado a la cárcel a decenas de políticos y empresarios acusados de haber estado involucrados en el otorgamiento de millonarios contratos de obras públicas que incluyeron sobornos a políticos y supuestas donaciones a partidos políticos para campañas.

A Lula se le acusa de haber recibido un lujoso departamento en Guaruja, una ciudad costera del estado de Sao Paulo, a cambio de contratos con Petrobras. El ex presidente ha insistido en que estas investigaciones tienen motivaciones políticas y que ese departamento nunca estuvo a su nombre. Pero los jueces han decidido otra cosa y han condenado, en un tribunal de segunda instancia, elevar a doce años y un mes su pena, con lo que se alejan las posibilidades de que pueda abanderar nuevamente al PT con la intención de retomar la Presidencia.

Esto pone a Brasil en una situación difícil, porque por un lado se genera una más marcada polarización entre los seguidores de Lula y sus detractores, lo que representa prácticamente una división completa de la población del país, y por otro, se politiza una investigación al acercarse a los tiempos electorales, con el riesgo que esto lleva en lo relativo a la estabilidad y gobernabilidad de ese país.

¿Hasta dónde va a llegar esta historia? Por lo pronto, Lula ya fue arropado por el PT, el Partido de los Trabajadores, quien ya lo lanzó oficialmente como su candidato a la Presidencia de Brasil y está pidiendo movilizaciones sociales para impulsar el regreso al poder de la izquierda.

Las elecciones brasileñas se celebran hasta el próximo 7 de octubre, por lo que aún faltan varios meses en los que se prevé una dura batalla electoral entre el PT de Lula y sus adversarios, con un pronóstico reservado porque su candidatura esta en este momento en vilo ante los fallos judiciales en su contra.

El cáncer de la corrupción que alcanzó a una parte importante del gobierno de Lula y su sucesora Dilma Roussef, no sólo afectó la economía del país, frenando su desarrollo, sino que ahora se perfila a ser un factor de desestabilización política que genera una incertidumbre de alto riesgo para Brasil, ¿no cree Usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.