• Regístrate
Estás leyendo: El drama de Siria
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 17:58 Hoy

Peor para la verdad

El drama de Siria

Humberto Zurita Eraña

Publicidad
Publicidad

La foto de Aylan Kurdi, el niño sirio ahogado en la costa turca, es la muestra más cruel del drama migrante que acontece ahora en Europa. La voz de su padre ha sido escuchada en todo el mundo, que con un inmenso dolor expone la peligrosa travesía que tienen que recorrer, huyendo de la guerra civil que tiene sumida a Siria en un mar de sangre y violencia.

Este fenómeno migratorio no había sido tratado con la seriedad que correspondía.

Durante meses, se tuvo conocimiento de cómo el mar mediterráneo se estaba convirtiendo en un inmenso cementerio, sin que ningún país abriera sus fronteras o la Comunidad Europea buscará una solución.

Fue hasta la muerte de este menor que se despertó la solidaridad de los países miembros de la UE, siendo la canciller alemana Angela Merkel quien ha encabezado el discurso de sensibilización.

En cuestión de días se han multiplicado las muestras de apoyo, incluso asignándose a países números específicos de migrantes que deberán recibir.

Hay que reconocer que incluso en Alemania ya se habla de la intención de integrarlos laboralmente.

Por su parte, el Papa Francisco abrió las puertas de las iglesias para recibir a migrantes, en capillas de toda Europa, llamando a la misericordia y la solidaridad de todos los católicos.

Consideremos que la cruda realidad que existe en oriente medio ha expulsado miles y miles de personas, quienes intentan cruzar el mar mediterráneo en embarcaciones que no cuentan con las medidas de seguridad necesarias.

Además el sufrimiento no termina en su travesía.

En Europa se han registrado ataques a campamentos de refugiados, situación que los gobiernos deben de atender, para que no se generen situaciones de agresión que puedan eventualmente terminar en alguna tragedia.

En América Latina también se han abierto las puertas para el pueblo sirio, entre ellos México, que ha mostrado su apoyo, como Venezuela y Canadá.

Ojalá que este drama humano y el despertar de conciencia que ha despertado, aleje los fantasmas raciales y los prejuicios, pues la ignominia y el oscurantismo todavía galopan en pleno siglo XXI, porque de otro modo seguiremos viendo más fotos de niños sirios que ven truncada su vida, ¿no cree usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.