• Regístrate
Estás leyendo: De libertades e interpretaciónes
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:59 Hoy

Peor para la verdad

De libertades e interpretaciónes

Humberto Zurita Eraña

Publicidad
Publicidad

En la construcción de nuestra aún joven democracia, el papel de los medios de comunicación ha sido determinante para poder transitar un largo y sinuoso camino, en donde en diversas ocasiones algunas voces con tintes autoritarios han intentado poner límites a la difusión de la información.

Ayer, la Sala Especializada del Tribunal Electoral emitió un fallo en el que dejó claro que el ejercicio de la Libertad de Expresión de medios y por parte de comunicadores no puede ser limitada ni objeto de censura alguna.

Esta resolución fue resultado de una queja que el Instituto Nacional Electoral presentó bajo el argumento de que los periodistas Joaquín López Dóriga, Javier Alatorre, Jorge Zarza y Carolina Rocha habían realizado comentarios sobre los spots del INE durante las transmisiones de la visita del Papa Francisco a México, excediéndose en los límites de la libertad de expresión y violentando el modelo de comunicación política, al “sugerir o incidir en la audiencia de manera negativa”.

Resulta lamentable que los Consejeros Electorales que promovieron esta situación no pongan más atención a los excesos que están cometiendo los presidentes del PAN y Morena, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador respectivamente, quienes están en una abierta campaña de promoción personal utilizando las pautas que le otorga el propio INE a los partidos políticos. Y lo han estado haciendo sin que se les moleste.

El modelo de comunicación política que señala la reforma electoral que dio lugar al INE y que actualmente es el que vemos en miles de promocionales, carece de especificaciones que han permitido que se utilicen los spots a gusto del los lideres partidistas.

Eso es mucho más delicado que los comentarios de líderes de opinión, con quienes podemos o no estar de acuerdo, pero que están haciendo pleno uso de su derecho a la libertad de expresión. Caer en la tentación de incluso solicitar a los concesionarios de los medios de comunicación silenciar a sus conductores, representa por sí mismo un retroceso en la vida democrática del país.

Afortunadamente la máxima autoridad electoral no permitió que se cometiera una violación a las libertades consagradas en nuestra Constitución, pero queda en el ambiente la posición adoptada por los Consejeros Electorales, que ya mostraron lo delicado que tienen la piel. Esperemos que recapaciten y entiendan que los medios son un factor determinante en la vida democrática de nuestro país, y cualquier intención de regular sus contenidos es una clara intención de censura, lo que no podemos ni debemos permitir, ¿no cree usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.