• Regístrate
Estás leyendo: China: las tentaciones del poder
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 14:32 Hoy

Peor para la verdad

China: las tentaciones del poder

Humberto Zurita Eraña

Publicidad
Publicidad

El Partido Comunista de China contempla eliminar de la Constitución de ese país el límite de dos mandatos consecutivos para la Presidencia, con lo que se establece el precedente para que el líder del partido, Xi Jinping, ocupe ese cargó más allá del 2023, año en el que concluiría su segundo mandato de 5 años.

Esta reforma se tiene prevista realizar el próximo 5 de marzo, fecha en la que el Parlamento en su reunión anual lo elegirán formalmente para un segundo mandato. De este modo, quedaría derogado el límite de mandatos de funcionarios públicos que se implementaron en la Constitución China de 1982, con la intención de evitar liderazgos largos, prácticamente de toda una vida.

La noticia de inmediato impactó al mundo y de manera automática volvió a la memoria colectiva la época de Mao Zedong, el líder chino que gobernó esa nación de 1949 hasta su muerte en 1976. Desde su fallecimiento, ningún otro dirigente había logrado consolidar un poder tan fuerte como Xi Jinping, al grado que ya es calificado por observadores internacionales como el Mao del Siglo XXI.

Es importante señalar que bajo el actual gobierno chino, el papel de China en el mundo se ha redimensionado, sobre todo después de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos y su retiro de tratados comerciales y del acuerdo climático de París. Esos vacíos de poder e influencia en el concierto internacional han sido aprovechados por el gobierno de Xi Jinping, logrando capitalizarlo políticamente tanto al interior como al exterior.

Pero al mismo tiempo, demuestra nuevamente la larga tradición política de China de poder unipersonal. Desde la época de los emperadores, hasta la revolución comunista que llevó al poder a Mao Zedong y ahora, en pleno siglo XXI, se alista a encumbrar a su dirigente en la Presidencia.

Ahora la geopolítica mundial tendrá un giro, toda vez que si bien China ya se vislumbraba como un país que iría consolidando una mayor presencia económica y política en este siglo, con un gobierno que se fortalece y puede establecer políticas y proyectos de mediano y largo plazo, su papel será aún más importante.

Por lo pronto, China está en el umbral de un probable largo mandato, que se suma al de Vladimir Putin en Rusia, quien lleva 17 años en el poder, lo que tendrá un impacto en el concierto internacional. Sobre todo si consideramos que China se consolida como potencia económica mientras nosotros en norteamérica, estamos inmersos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, en vez de estar sólo perfeccionándolo con miras a fortalecernos como región comercial, ¿no cree Usted?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.