• Regístrate
Estás leyendo: El cierre de válvulas…
Comparte esta noticia

Así las cosas...

El cierre de válvulas…

Humberto Mares

Publicidad
Publicidad

Sin duda el asunto de la gasolina y la neurosis ocasionada por la falta de combustible en nueve estados del país, llenó los espacios noticiosos y es todo un escándalo. 

Por falta de información la población se desbordó en las estaciones de servicios en los estados y en el caso de la capital del país en muchos casos sin razón. 

El Gobierno Federal responsable del suministro del combustible y su distribución pidió que no debía de cundir el pánico en las compras, porque el país tiene el suficiente combustible para atender las necesidades. 

El gobierno y el mismo presidente López Obrador explicaron que debido al combate al robo de combustible se provocó un desabasto dado que cerraron las válvulas de los ductos. El bajío, Jalisco y Edomex con 11 municipios y 7 alcaldías en la ciudad de México, las zonas más afectadas. 

El gobierno federal reconoció que la estrategia de seguridad para combatir el robo de combustibles y el regreso de los vacacionistas que demandaron altos consumos, provocaron la insuficiencia. Es cierto y adicionalmente fallo la logística para la distribución y nunca pensaron en el alto consumo al regreso de vacaciones. 

Al gobierno le falló la información porque nunca avisaron a las autoridades estatales y ciudadanos sobre el cierre de las válvulas y por ende la posibilidad de que faltara el combustible. El resultado de cerrar los ductos es que dejaron de robar el equivalente a 2mil 500 millones de pesos que es un 77.6% menos de robo. Bien, pero el consumo a la población, al transporte a la industria y comercio es fundamental, que hoy ya reportan pérdidas. 

Los gobernadores de Jalisco, Michoacán, Querétaro y Chihuahua reclamaron la falta de información. El de Guanajuato se presentó en Pemex a pedir ayuda y por fin el director de la paraestatal, Octavio Romero Oropeza, dio la cara y prometió a los gobernadores atender a sus estados. Los gobernadores todos demandan combustibles. 

La población vivió incertidumbre, zozobra, fricciones con despachadores y enojo, que se notó. El Plan de normalización en las entidades es lento. La promesa es que este fin de semana queda resuelto, esperemos que así sea. 

Así las Cosas, hasta pronto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.