• Regístrate
Estás leyendo: Toca la puerta
Comparte esta noticia

#adoptaunmillenial

Toca la puerta

Humberto Gándara

Publicidad
Publicidad

En los últimos días he cosechado bastantes notas mentales generadas por estar en conversaciones con gente tan sabia como las lecciones aprendidas lo dictaminan, creo que logré alimentar en la memoria ram de mi cerebro varías columnas que vamos a disfrutar juntos y pueden ayudarnos a ver la vida desde el lado que la queremos mirar.

El primero a destacar es una relacionada con la constancia y la bonita manera de conjugarla con una lección de vida, y esta se refiere a lo qué pasa cuando estás afuera de una puerta de una casa muy grande, pero no tiene timbre.

Tienes que tocar para esperar a que te abran.

Olvidé escribir qué hay un patio inmenso antes de la construcción, si están adentro de la casa es seguro que no van a escuchar los golpes en la puerta.

Bueno, pues tienes diferentes rumbos por escoger cómo probables opciones, pero seguro que pensarías en alguna de estas: abandonar después de varios intentos sin que nadie atienda, tocar más duro con cualquier cosa que tengas a la mano, o no dejar de tocar hasta que alguien pase.

¿Con cuál te identificas? ¿Cuál sería la opción que elegirías?

La fácil y decidir irte, la que intentes que te escuchen a como dé lugar o la que no importa el tiempo que pase, pero que sabes que alguien te escuchará si eres constante.

Ve por la última y no te canses de tocar.

HumbertoGandara.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.