• Regístrate
Estás leyendo: ‘Los vecinos de arriba’
Comparte esta noticia

Tras bambalinas

‘Los vecinos de arriba’

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

Morris Gilbert, una de las piezas claves del ajedrez teatral de nuestro país (que por cierto inicia este mes su año 40 de actividad) tiene una teoría muy singular: Cada obra tiene vida propia y busca sus caminos para llegar al escenario.

Cuento esto porque acabo de ver Los vecinos de arriba, un estupendo montaje que se presenta mañana en una única función en el Auditorio Nacional, al cual llega por esos extraños caminos que tiene la vida.

Estrenada en Cataluña, donde agotó todas sus funciones, la obra saltó a Madrid, Buenos Aires y otras ciudades y en todas se convirtió en exitazo.

Morris adquirió los derechos; para presentarla en México, y estaba buscando con quién montarla.

Por su lado, Odín Dupeyrón la vio en Argentina. Le fascinó y buscó los derechos, al enterarse que Gilbert los tenía, pensó olvidarlo. Sin embargo, quiso la suerte que alguien, César Riveros para ser exactos, lo acercara a Mejorteatro y Morris le dijo: asociémonos.

Escrita por el catalán Cesc Gay, Los vecinos de arriba es una brillante comedia, que cumpliendo los cánones del género, primero te mata de risa y luego te orilla al análisis y la reflexión.

Perfecta puesta en escena dirigida y protagonizada por Odín, en la que brilla el trabajo siempre exacto de Andrea Noli, además de guapísima excelente actriz. Un hallazgo es el joven Christian Ramos, de quien seguramente escucharemos grandes cosas en el futuro.

Y gratísima sorpresa es ver a Luz María Zetina en su debut teatral. Qué guapa, qué buena actriz, qué buen timing para la comedia.

Los vecinos de arriba forma parte de Odinodilia, que inundara el Auditorio Nacional hoy, mañana y el domingo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.