• Regístrate
Estás leyendo: ‘Hello Dolly!’
Comparte esta noticia

Tras bambalinas

‘Hello Dolly!’

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

El buen teatro cambia. No sales de la función igual que como entraste. Eso puede comprobarse una vez más con el maravilloso musical Hello Dolly!, que es tan perfecto, propositivo y animoso, que el público termina con una enorme sonrisa, buen humor y un espíritu positivo. Sale del Teatro Insurgentes con ganas de aprovechar al máximo cada minuto, con ganas de ser feliz, que es lo único que debiera importar.

Estrenada en Broadway en 1964, esta comedia musical es ya un clásico del género porque mantiene su vigencia, y además se renueva en cada ocasión y siempre tiene algo distinto que ofrecer. En esta ocasión, el montaje encabezado por Daniela Romo y Jesús Ochoa seduce con una propuesta esplendorosa en la que se ha cuidado cada elemento, cada detalle y el espectador termina realmente cautivado. Ella (Dolly) es una mujer luchona, emprendedora, simpática, echada palante, a quien el mundo no se le cierra. Él (Horacio) es un poco mal encarado pero de buen corazón, muy trabajador y leal. Imposible encontrar mejores intérpretes para ambos personajes. Pequeño es este espacio para detenerme a profundidad a comentar con toda justicia de las virtudes de los diferentes rubros de este musical, para el que todos los calificativos se quedan cortos. El elenco es realmente insuperable. Además de sus protagonistas, destaca el trabajo de Mauricio Salas, Marisol del Olmo, Gloria Aura, Jesús Zavala, y Luja Duhart. Sensacionales cada uno de ellos, así como el resto de actores, cantantes y bailarines.

Twitter: @HugoHernandez

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.