• Regístrate
Estás leyendo: Festival Habima
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 02:13 Hoy

Tras bambalinas

Festival Habima

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

Son apenas siete letras, pero encierran un enorme significado. Su uso cotidiano ha hecho que en algunos casos se pierda su sentido real. Sin embargo, espero que en esta ocasión reflejen lo que siento de todo corazón: GRACIAS.

Hace aproximadamente un par de meses me buscó la directora de teatro Rina Rajlevsky (de quien he escrito aquí en diversas ocasiones elogiando sus siempre muy atinados y cuidados trabajos) para invitarme a ser jurado del festival Habima de Teatro, que se realiza entre la comunidad judía de nuestra ciudad.

Acepté de inmediato, sin imaginar la multitud de gratas sorpresas que me iba a encontrar.

La primera fue enterarme que esta es (o más bien fue, porque ya concluyó y mañana sábado se celebrará la premiación correspondiente) la edición número XXVII del festival; es decir que hace más de un cuarto de siglo que se realiza. Lo cual habla, sin duda alguna, de la solidez y la experiencia que ya tienen.

Sorpresivo también ver el enorme interés, pasión y seriedad que existe pues estamos hablando de 45 montajes, que se presentan a lo largo de cinco semanas, materialmente cada día, en tres categorías competitivas: juvenil, abierta y teatro corto; y dos más solo de exhibición: infantil y secundaria.

Es decir que se puede ver a toda la familia haciendo, y por tanto viendo, teatro. ¡Qué maravilla!

Sorpresa, también, encontrarse con toda clase de temas, géneros, propuesta escénicas. Desde lo más tradicional hasta lo más vanguardista; desde textos clásicos hasta historias originales; y desde montajes cuasi profesionales hasta otros con más entusiasmo que otra cosa.

Como jurado en la categoría abierta compartí la responsabilidad con la dramaturga Martha Herrera Lasso y el actor y director Héctor Berzunza; la verdad es que aprendí mucho. Fue muy didáctico hablar, discutir, diseccionar, diferir, complementar ideas y apreciaciones sobre el teatro.

Dos sugerencias: La primera es abrir más el festival al público externo, seguramente más de un teatrero estará encantado de ver lo que sucede cada año en el CDI en el festival Habima; y dos, sacar las obras ganadoras a otros espacios. De los montajes que me tocó ver, y que están entre los premiados (y que, por supuesto, no revelaré aquí) al menos dos debieran ser vistos por mucha más gente.

Gracias Rina, Ruthy Getzel, Alice Bicas, y todo el CDI por esta maravillosa experiencia.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.