• Regístrate
Estás leyendo: Doña Fela Fábregas
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 23:08 Hoy

Tras bambalinas

Doña Fela Fábregas

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

La primera imagen que tengo de doña Fela Fábregas es en el teatro San Rafael, durante la temporada del musical Los novios, que en el muy lejano 1977 Julissa presentó en homenaje a su padre, quien la había montado 20 años atrás.

El recinto tenía poco tiempo de haber sido inaugurado y ella supervisaba personalmente cada detalle: en la sala, cafeterías, vestíbulos, baños, camerinos…

Era legendario, como diría la Clementina de El diluvio que viene, su estricto carácter; pero igualmente legendario era su compromiso con la calidad, la atención y el cuidado en cada uno de los detalles para el lucimiento de los montajes y el confort del público.

Hace una década, aproximadamente, por mi trabajo, empecé a tener un contacto más cercano con doña Fela, y vi que su fuerte carácter no había variado, como tampoco se modificaron su amor por el teatro ni el cuidado y responsabilidad que ponía en cada uno de los teatros que junto con su marido, don Manolo Fábregas, edificó en esta ciudad.

El pasado 10 de mayo, doña Fela falleció; su familia y amigos se reunieron para rendirle un homenaje de cuerpo presente en el recientemente remodelado teatro Manolo Fábregas.

El productor Morris Gilbert comentó en esa ocasión: ¡qué tan grande debió haber sido el amor de Fela por el teatro, que aún sabiéndose enferma y que probablemente no podría ya montar nada en ese escenario, se afanó por dejarlo impecable! Como lo vimos todos, el sábado pasado.

Durante la muy emotiva ceremonia de despedida, el padre José de Jesús Aguilar pronunció un muy atinado sermón, interrumpido en más de una ocasión por aplausos y risas. Entre las muchas cosas que dijo el sacerdote, definió a doña Fela como la persona que más butacas construyó en este país, en bien del teatro.

Totalmente cierto. Estamos hablando de más de 2 mil butacas del teatro Manolo Fabregas; más las mil 400 del San Rafael; 800 del México, 450 del Fernando Soler, 300 del renacimiento y 200 más del Virginia Fábregas.

Más de 5 mil lugares esperando a igual número de espectadores.

Hay un espacio aún sin terminar en el Centro Teatral Manolo Fábregas; ojalá sus herederos decidieran acabarlo y bautizarlo con el muy merecido título de Foro Fela Fábregas.

Un nuevo sitio disponer para un amigo más, se titula la canción más emblemática del ya citado musical; hoy, como lo señaló el sacerdote, así está recibiendo el Señor Teatro, a la Señora Teatro en el más allá.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.