• Regístrate
Estás leyendo: ‘Antipastorela’
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 08:30 Hoy

‘Antipastorela’

Publicidad
Publicidad

El por qué no lo sé, pero ahora me arrepiento. Resulta que La antipastorela: Jesús, María y José José realiza su sexta temporada navideña, y por alguna razón no la había visto. De eso me arrepiento… y mucho.

Escrito por Humberto Robles y dirigido por Juan Ríos Cantú, mancuerna muy fructífera desde hace más de una década, este montaje nació para el cabaret, y por tanto tiene todos los elementos propios de su naturaleza: irreverente, inteligente, agudo, lacerante, bien montado, actual, cambiante y divertidísimo. Una clara muestra del buen teatro político que se hace en este país.

Hoy, en su versión teatral funciona de maravilla; el público entiende perfectamente las convenciones y no solo las disfruta, sino que incluso las genera y el montaje fluye estupendamente.

La trama es la básica de toda pastorela: el arcángel Gabriel baja a anunciarle a María que será la madre del Hijo de Dios, que nacerá para salvar al mundo de sus pecados. Sin embargo, apoyada en el prefijo ANTI, esta pastorela da una vuelta de tuerca a la trama que se vuelve crítica, vigente, punzante y, sobre todo, insisto, divertidísima…

La acción no sucede en Belén sino en Cuautitlán. No hay un pesebre, sino una pobre casa de interés social; María no es exactamente un ejemplo de pureza y aunque José sigue siendo carpintero es más cercano a la imagen de Pepe el Toro que al santo varón que apuntan los evangelios, ah, y un pequeño gran detalle: el heraldo celestial es el arcángel Manigüis Gabriel…

A partir de estos ingredientes, imagínese usted el tono y el ritmo que toma esta milenaria historia.

De verdad qué grandes intérpretes: Carlos Rangel, a quien todo mundo ubica por su genial personaje nacido en la televisión de la Manigüis, muestra aquí sus enormes talentos histriónicos. Improvisa, responde, no se mide, pero todo con inteligencia y humor de tal manera que el público se le rinde de principio a fin. Quienes lo gozan como la Manigüis no pueden dejar de verlo en La estética del crimen, donde hace otro personaje de manera absolutamente estupenda.

Lo mismo hay que decir de Marcela Morett, una consagrada del teatro cabaret , con una vis cómica envidiable que bien podría ser la musa de la dupla Robles-Ríos, pues es una presencia constante en sus montajes.

Alternan como José Enrique Galván, a quien me tocó ver, estupendo, y Roberto Gutiérrez.

La antipastorela se presentará aún todos los miércoles de enero en el teatro Royal Pedregal, que, por cierto, qué bonito es.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.