• Regístrate
Estás leyendo: "Abismo"
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 02:55 Hoy

Tras bambalinas

"Abismo"

Hugo Hernández

Publicidad
Publicidad

Congruencia es una virtud difícil de sostener, más aún en estos tiempos en los que es fácil flaquear ante la crisis que se vive en todos los ámbitos. Por ello, es doblemente loable que Ana Graham, de quien he visto su trabajo a lo largo de una década, se haya mantenido fiel, muy congruente, contra viento y marea, al tipo de teatro que le gusta e interesa.

Ya sea como actriz, traductora, productora o fundadora y coordinadora de Por Piedad Teatro, Ana ha destacado por su interés por un tipo de propuestas escénicas nada fáciles, incluso difícil de asimilar en muchos casos, pero que tienen la gran virtud de ocuparse de temas universales de hoy.

Muestra de esto es Abismo, que hace temporada en el teatro principal del Centro Cultural Helénico ante un, lamentablemente, escaso público.

Si bien la trama de esta obra escrita por María Milisavljevic se ubica en un lugar geográficamente muy lejano a México, podría situarse en cualquier ciudad de este país nuestro, tan convulso actualmente.

Un día cualquiera un grupo de amigos está reunido en una casa, y Karla, una de ellas sale a comprar algo de comer. No regresa; el tiempo transcurre; pasan días y días y nada…

Abismo cuenta los distintos momentos que viven los tres amigos restantes mientras esperan. Reclamos, culpas, apoyo, consuelo, incertidumbre, dolor, muchas y distintas son las etapas que enfrentan estos personajes, ante quienes se abre, precisamente, un abismo que les impide comunicarse del todo.

Dura sí, pero muy interesante y conmovedora, es esta puesta en escena dirigida por Ana Graham, quien saca lo mejor de sus tres actores para entrar en la profunda complejidad de esta historia y de estos seres de hoy.

Para lograrlo, Ana cuenta con tres actores estupendos: Antonio Vega, Mariana Burelli, y Mónica Huarte. Nada fácil su tarea pues, como ya lo anoté, todo el peso del montaje descansa en sus hombros. Son al mismo tiempo personajes y narradores, y con constantes rupturas van contando lo sucedido, al tiempo que vemos sus confrontaciones con los otros personajes.

Solo dos semanas más quedan de esta temporada a Abismo. Vale mucho la pena. Hay que ir dispuesto a verse en el gran espejo que siempre debe ser el teatro, que en esta ocasión se logra de una manera al mismo tiempo placentera y dolorosa.

hugohernandez@mejorteatro.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.