• Regístrate
Estás leyendo: Río y las paradojas de la convergencia
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 17:22 Hoy

Tecno empresa

Río y las paradojas de la convergencia

Hugo González

Publicidad
Publicidad

Ya llevamos una semana de Juegos Olímpicos y los resultados para México no son tan buenos, incluso en materia de telecomunicaciones. Como bien sabes, en esta ocasión Televisa y Tv Azteca no transmiten los Juegos Olímpicos porque la exclusiva la ganó América Móvil. Aunque no tiene canal de televisión abierta, esta empresa le apostó a la transmisión del contenido mediante sus plataformas de streaming.

La experiencia en el triángulo dorado de México, Guadalajara y Monterrey es aceptable, pero habrá que preguntar en otras partes del país. Me consta que en Acapulco la experiencia de la transmisión vía streaming no fue aceptable. Tal vez fue una débil red móvil, un wifi saturado o la zona de cobertura, pero no pueden ver muchas cosas de los juegos de Río. ¿Será por eso que los mexicanos siguen prefiriendo ver la televisión abierta?

La Encuesta Nacional De Consumo De Contenidos Audiovisuales, del Instituto Federal de Telecomunicaciones, dice que la tv sigue dominando. ¿Será que los mexicanos consumen más televisión porque no tienen internet ni computadoras ni redes que soporten un streaming decente? Esa es la primera paradoja: compras los derechos de los Olímpicos y pocos los ven en tu plataforma porque tu internet es chafísimo. Pagas sin permiso por un Ferrari que no puedes correr ni en tu colonia porque te has encargado de mantener las calles con baches.

Eso no lo digo yo, lo dicen, por ejemplo, otros proveedores de servicios vía streaming, como el operador de OTT Netflix. Según el Netflix ISP Speed Index de julio, en México el internet más veloz es el de Axtel Extremo, con una velocidad promedio de 3.48 megas; le sigue Izzi, 3.20, y Cablevisión Monterrey, con 3.02 megas. Los más lentos son Telnor, Telmex y Axtel acceso universal, con velocidades de 2.85, 2.79 y 0.85 megas, respectivamente.

Ya lo dijo Rubén Blades: La vida te da sorpresas, y el gigante se tropieza con su propio pie. La apuesta con la Olimpiada es incierta, a menos que tenga un lamentable as regulatorio bajo la manga. Incluso ya salió el peine del patrocinio de Chivas Tv, pues en los pocos comerciales vistos en Claro Sports se ven anuncios de Omnilife. ¿No que no, señor Vergara?

La estrategia es regalar los contenidos pero no para ganar, sino para que los competidores no ganen; es jugar a la suma cero. Pero viene la segunda paradoja. Quienes verán mejor los Olímpicos a través de streaming no serán los clientes del dueño de la exclusiva, sino los de su competencia. Paradojas de la convergencia y de un mercado desequilibrado. Ojalá no le pase lo mismo que a Kirch Media y a DirecTv con los derechos de los Mundiales de Alemania y Corea-Japón.

hugo.gonzalez@milenio.com
Twitter: @hugogonzalez1

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.